prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Trading, el valor del mercado global

En los últimos años, Repsol Trading y Gas & Power ha evolucionado hasta convertirse en una sólida compañía de comercio internacional de petróleo y gas dentro de una compañía energética integrada. ¿Su secreto? Un equipo muy capacitado, experimentado y dive

[gallery1]

La energía mueve el mundo. Pero ¿cuál es la magnitud del mercado del petróleo y gas? En 2017, consumimos 97 millones de barriles al día (bbl/d) de crudo y productos refinados en todo el mundo. De esa cifra, casi el 70 % se mueve de un lado a otro del planeta debido al gran desfase que hay entre países productores y consumidores, mientras que el resto corresponde al autoabastecimiento de los países. Pero la dimensión de este mercado mundial es aún mayor si nos preguntamos cuántas veces se negocia ese volumen físico antes de llegar a su destino, dado que muchos cargamentos se venden más de una vez en el trayecto. Por si fuera poco, ese volumen de negocio se multiplica exponencialmente si hablamos de los barriles de papel, es decir, los que se negocian en el mercado financiero.

Aquí entran en juego otros actores, como los bancos de inversión, para los que el crudo se ha posicionado como un producto más en sus carteras. De hecho, este mercado de derivados se ha convertido en los últimos años en fundamental en la formación del precio del crudo y productos cada día en todos los lugares del planeta. Por otro lado, el 75 % de las reservas de Repsol son de gas, combustible de mayor crecimiento en los últimos años dado que es la solución más eficiente hacia un futuro de bajas emisiones. El gas cubre un 25 % de la demanda energética mundial y un 10 % se suministra mediante buques de GNL (Gas Natural Licuado).

Trading Floor SIN PANTALLAS ARRIBA

Supply & Trading de Repsol

Trading es una palabra a priori sencilla que encierra una gran complejidad. Simplificando, es el término inglés que se utiliza para hablar del comercio internacional de petróleo y gas. En la práctica encierra todo un arte de saber negociar en los mercados de crudo, productos derivados y gas para generar rentabilidad. El negocio de Trading y Gas & Power de Repsol es, en general, menos conocido que otras áreas de la compañía, quizás por esa complejidad que encierra.

En los últimos años Repsol ha apostado por él como una de las áreas de mayor proyección. Para entender cómo trabajan, visitamos el equipo de Trading y Gas & Power situado en la oficina de Madrid, en Descubre Campus Repsol. Allí nos recibe Lourdes Rodríguez, Directora Ejecutiva de Trading y Gas & Power de Repsol. Ella conoce muy bien esta actividad: formó parte del equipo de Trading años atrás, después siguió su carrera profesional en el área de Refino y regresó para dirigir este equipo. “Dejé un Trading muy distinto en 2008 del que volví a encontrar en 2015; hoy nuestro negocio no tiene nada que envidiar al de cualquier otra gran compañía de petróleo y gas en cuanto a capacidades, gestión, procedimientos…”. Lourdes se refiere así al proceso de cambio que ha vivido el negocio en los últimos años, con un fuerte y rápido crecimiento que se ha visto reflejado tanto en los volúmenes gestionados como en la realización de operaciones más sofisticadas y proyectos más complejos.

Pero ¿cómo empezó todo? “En su origen, esta actividad nace con vocación de autoabastecer el sistema de Repsol, con la compra y venta en los mercados internacionales del crudo, de otras materias primas y de productos refinados que necesita nuestro sistema”, explica Lourdes. Por ejemplo, la venta del crudo de un campo en producción, la compra de este para refinarlo en nuestros complejos industriales o de nafta para el negocio de Química, etc. A todo esto se suma el fletamento de buques para el transporte marítimo de los productos que compran o venden. A esta actividad se le llama Supply. En el año 2000 se dio un paso más: ¿por qué no aprovechar los conocimientos del equipo de Supply para satisfacer las necesidades de clientes externos al sistema de Repsol? De esta forma, toda la infraestructura del área de Supply se aprovecha y optimiza para la compraventa para terceros; es lo que llamamos propiamente el negocio Trading de Repsol.

Trading es el término inglés que se utiliza para definir el comercio internacional de petróleo y gas

Se trata de dos actividades que se complementan a la perfección. Así, de los 1,84 millones de barriles al día de crudo y productos comercializados por esta unidad, cerca del 40 % corresponden a operaciones para terceros. A partir del año 2015 se unen bajo un mismo paraguas las actividades de Supply, Trading y Gas & Power. En la actualidad, Trading y Gas & Power se ha convertido en una sólida compañía de trading dentro de una compañía energética integrada.

repsol 030

El activo: las personas

“En Trading y Gas & Power las personas no son solo lo más importante, son nuestro principal activo; no tenemos fábricas, sino un equipo muy capacitado, experimentado, multidisciplinar y diverso, formado por 410 personas de perfiles diferentes, entre ellos economistas, abogados, ingenieros… de distintas nacionalidades de los cinco continentes, que aportan mucho valor a la compañía”, nos dice la Directora Ejecutiva de Trading y Gas & Power de Repsol. Esta diversificación del equipo de trabajo es fiel reflejo del significativo incremento de la presencia geográfica en los últimos años. Así, con sus cinco oficinas situadas en Madrid, Singapur, Casablanca, Houston y Lima realizan la cobertura mundial de un mercado activo las 24 horas, desde la apertura de los mercados en Oriente hasta el cierre en Occidente. A la vez, les otorga un conocimiento de los actores y referentes de negocio a nivel mundial y sinergias entre las distintas áreas.

Las oficinas de Singapur, Madrid, Casablanca, Houston y Lima permiten la cobertura mundial de un mercado activo las 24 horas

Casablanca, Houston y Lima realizan la cobertura mundial de un mercado activo las 24 horas, desde la apertura de los mercados en Oriente hasta el cierre en Occidente. A la vez, les otorga un conocimiento de los actores y referentes de negocio a nivel mundial y sinergias entre las distintas áreas.

Alta 15 ENERO 18 ENTREVISTAS 24
Juan Romero, Crude Oil Trading Manager, y Hue Lim Kim, Deputy Director Gas/GNL Trading & Optimisation.

Un juego de estrategia

“Hay interés en Rotterdam para un millón de barriles de Dalia (crudo angoleño) llegando segunda quincena de mayo, ¿podemos trabajar esta posición?”. Mientras hablamos con Lourdes oímos las conversaciones por teléfono en inglés de los traders y nos acercamos a ellos para entender cómo es el día a día en su trabajo. Lo primero que percibimos, para nuestra sorpresa, es que el mercado internacional de petróleo y gas/GNL sigue siendo como un antiguo mercado, con compradores y vendedores, con el teléfono como medio de comunicación por excelencia, aunque los sofisticados instant messenger cada vez ganan más terreno en la comunicación, siempre amparados por unas medidas de seguridad adecuadas. Es un mercado donde las relaciones de confianza siguen siendo el pilar fundamental, donde todos se conocen y donde resulta fundamental saber quién necesita qué en el momento oportuno. “En definitiva, ¿qué es el mercado? Personas con diferentes intereses y objetivos, que tienen acceso a una gran cantidad de información y que hablan entre ellos para llegar a acuerdos”, sintetiza Juan Romero, Crude Oil Trading Manager. Él y Hue Lim Kim, Deputy Director Gas/GNL Trading & Optimisation, se esmeran en explicarnos los hilos que mueven este negocio. Nos imaginamos el mundo como un tablero gigante de ajedrez donde todo funciona como un gran juego de estrategia, persiguiendo la mejor decisión en cada paso que se da. Solo así podemos entender por qué puede resultar más rentable vender un crudo que extraemos en Brasil a un tercero en China y traer otro de México para refinar en España; o desviar un cargamento de GNL de su destino original para luego reemplazarlo por otro.

En cada operación entran en juego multitud de variables, donde la clave está en la capacidad de los traders para optimizar los desajustes de oferta/demanda a nivel mundial. “Por ejemplo, aprovechar la presencia global de nuestras oficinas para vender una posición de crudo angoleño en la región geográfica donde se está obteniendo más beneficio (Europa, América o Asia), teniendo en cuenta la situación de cada mercado, la logística asociada y los derivados financieros disponibles para gestionar el riesgo”, resume Juan.

En cuanto a la calidad, nos explica que no todos los crudos son iguales: los hay más pesados, más livianos, con más o menos azufre, etc., y obviamente su precio está fuertemente influenciado por la calidad. “Por ejemplo, nuestras refinerías tienen un alto grado de conversión, lo que nos permite refinar crudos pesados y más baratos y obtener productos finales de la mejor calidad; por ello suministramos una gran cantidad de este tipo de crudos para maximizar la rentabilidad de nuestras instalaciones. Cada refinería en el mundo está en un mercado determinado y tiene unas necesidades diferentes en cuanto a la calidad de los crudos que procesar, lo que le da dinamismo y oportunidad al trading de crudos”, concreta.

Al igual que en el crudo, la calidad del GNL también varía. En general, Asia demanda GNL pesado y el Atlántico GNL ligero. Pero España, por ejemplo, tiene un rango muy amplio en términos de calidad. Otro aspecto fundamental a tener en cuenta en Trading y Gas & Power es la logística. No solamente el coste del transporte (flete, que en la gran mayoría de los casos es por barco), sino la gestión de almacenamientos, terminales, operaciones de carga/descarga, etc., tanto que puede incluso convertir una operación a priori sin ganancias en beneficiosa. “La optimización logística en Trading cada vez tiene más importancia.

Por ejemplo, hablando del flete, si tienes un cargamento de crudo en Brasil de 1 millón de barriles que puedes vender en China y que iría en un Suezmax (tipo de barco que carga 1 millón de bbl), pero consigues colaborar con otra compañía que quiera llevar otro millón de barriles de crudo brasileño a China, podrías fletar un VLCC (Very Large Crude Carrier, que puede cargar 2 millones de bbl) reduciendo considerablemente el coste del transporte”, afirma Juan. Para el GNL, el mercado de fletamento de buques metaneros tiene una liquidez y flexibilidad mucho más reducida comparado con el mercado de fletamento de crudo. Por ejemplo, la flota mundial se estima en 439 metaneros versus 7.800 petroleros. Por esta razón, las optimizaciones logísticas en GNL se hacen con menor frecuencia o inmediatez que en crudo y son más complejas de ejecutar, añade Hue Lim.

Alta 15 ENERO 18 ENTREVISTAS 10
Lourdes Rodríguez, Directora Ejecutiva de Trading y Gas & Power de Repsol.

Gestión del riesgo

Las operaciones pueden cerrarse para el corto plazo, llamado spot, o a más largo plazo, denominado term. “Es muy importante construir posiciones competitivas y estructurales en el medio/ largo plazo para conseguir un beneficio estructural y sostenido. Hacer dinero solo operando en el spot es complicado, ya que los mercados son cada vez más líquidos y transparentes”, dice Juan. En todo caso, si algo caracteriza a los precios internacionales del crudo y productos es su volatilidad. Por ello, la gestión de riesgos se convierte en un factor clave del negocio. ¿Cómo lo resuelven? Repsol Trading ha desarrollado un sistema de control de riesgos que les permite actuar con seguridad y generar confianza en los mercados.

Cuando compran o venden crudo, “el precio de cada operación está formado por un indicador de precio, que es diferente dependiendo fundamentalmente del área geográfica, más/menos un diferencial. Ese indicador de precio tomará valor generalmente en el futuro, por lo que cuando se compra o vende un cargamento no se conoce el precio real de compraventa, y además los periodos en los que forma valor ese indicador pueden ser diferentes entre la compra y la venta. Para cubrir este riesgo de mercado, se utilizan los derivados financieros (futuros, swaps...), de forma que el riesgo esté dentro de los parámetros que Repsol quiere asumir.

El “juego” de Trading de Repsol no es la especulación de comprar a 45 dólares/barril y venderlo a 60, sino obtener diferenciales al comprar/vender grandes volúmenes de crudo o productos terminados, teniendo en cuenta la logística asociada y los instrumentos financieros utilizados”, explica el Crude Oil Trading Manager. Un ejemplo práctico: si estamos en febrero y compramos un crudo cargando en el golfo de Estados Unidos en marzo, con una referencia de precio que sea West Texas Intermediate (WTI) y tomando valor a la media de marzo, y lo vendemos en Europa con una referencia de precio que sea Brent y tomando valor a la media de abril, tendremos el riesgo de saber cómo va a variar el precio entre el WTI y el Brent, además de cómo va a variar el precio entre marzo y abril. Utilizaremos los derivados financieros para gestionar ese riesgo y dejarlo dentro de los límites que queremos asumir y bloqueando los beneficios esperados. "Nuestro objetivo es realizar siempre operaciones seguras desde el punto de vista de seguridad y medio ambiente, y con un margen acotado de beneficios/pérdidas”, detalla Juan.

mapa 0409

La belleza de la optimización

En el mercado de gas y GNL donde se mueve Hue Lim las cosas son diferentes: “Se trata de un mercado predominantemente físico (ya que el financiero va creciendo pero lentamente), está caracterizado por la iliquidez y la falta de unos índices de precios de referencia claros y transparentes como en el crudo”. “Nuestra misión fundamental en el día a día es conseguir suministros óptimos para el Grupo Repsol, tanto para los complejos industriales como para nuestra planta de regasificación Canaport LNG en Norteamérica. ¿Qué significa óptimo? No solo se trata de conseguir un suministro competitivo, sino de diversificación de productos (lograr un mix adecuado entre gas y GNL), de diversificación de contrapartes (no centrarnos solo en una de ellas), de referencia de precio (HH, Brent, TTF, NBP, etc.) y también de plazos (no compramos/vendemos solo en el spot, sino a plazo). Tenemos un portafolio de contratos a medio/largo plazo asignado a nuestros mercados propios (España/ Canaport) que optimizamos en el spot, corto/medio plazo”, nos explica la Deputy Director Gas/GNL Trading & Optimisation.

Alma 3219 Cartagena
Puerto del complejo industrial de Repsol en Cartagena.

Trading se ha fijado una meta muy ambiciosa de crecimiento para el año 2022

“Pero tampoco nos quedamos ahí: una vez que tenemos posiciones tomadas, intentamos maximizar estas mediante nuevos movimientos de compra y venta. E incluso, en algunos casos, creando nuevos mercados de terceros para los que compramos/vendemos volumen incremental respecto del portafolio de contratos existente, con objetivo de expandir nuestros mercados y generar un valor incremental para el Grupo. En cuanto a Canaport, la optimización consiste en maximizar el spread del binomio compra de GNL/venta de gas natural. Las posibilidades son muchas y ahí radica la belleza de la optimización”, nos cuenta Hue Lim.

repsol 031
Equipo de Trading en Campus Repsol, en Madrid.

Objetivo: seguir creciendo

Los traders y operadores son la cara más visible del equipo de Trading y Gas & Power, lo que llaman el front office de este negocio. Ellos insisten en que no olvidemos a sus compañeros de middle y back office, cuyos cometidos son igual de importantes. Los primeros serían el área de control, mientras que los segundos comprenden todos los servicios que soportan este negocio, como la facturación, demoras, crédito, legales y jurídicos, sistemas, etc. Todos ellos tienen algo en común: la pasión por lo que hacen. Esa pasión que les lleva a estar permanentemente informados sobre multitud de variables que influyen en los mercados de petróleo y gas/GNL, como la situación geopolítica mundial, la legalidad y fiscalidad aplicables o las fluctuaciones de los precios, entre muchas otras. Al final, se trata de obtener la mayor y mejor información posible, saber interpretarla y tomar decisiones asumiendo un nivel de riesgo apropiado para este negocio. “La demanda de crudo y gas en el mundo seguirá siendo cambiante entre unas áreas y otras, porque el desarrollo es desigual. Por tanto, la necesidad del área de Trading y Gas & Power es fundamental. Nuestra estrategia es seguir creciendo para cumplir con el reto ambicioso que nos hemos propuesto para el año 2022: casi duplicar nuestros beneficios, aumentando nuestra presencia en el mercado, sobre todo en la actividad de trading a terceros, y siempre en este contexto de riesgo controlado”, finaliza la Directora Ejecutiva de Trading y Gas & Power de Repsol.

Alma 2507 Cartagena
El departamento de Vetting evalúa cada uno de los más de 1.500 transportes marítimos que Repsol fleta al año.

Vetting, la prioridad

“Cuando hablamos de riesgo, hay distintas capas; nuestra prioridad es siempre la seguridad de los barcos y del almacenamiento. El departamento de Vetting es el encargado de analizar y evaluar cada uno de los más de 1.500 transportes marítimos fletados por todo el mundo. Cada nave que transporta carga para Trading Repsol o recala en las terminales del Grupo pasa por su control, utilizando unos requerimientos muy exigentes y en constante revisión”, explica Lourdes Rodríguez, Directora Ejecutiva de Trading y Gas & Power de Repsol. Otros riesgos asociados a Trading son los de incumplimiento regulatorio o compilance, para asegurarnos el cumplimiento de las leyes de cada mercado y país; el riesgo de mercado asociado a niveles de precios, la volatilidad, el tipo de cambio, entre otros; y el riesgo de crédito, donde el análisis preliminar de cualquier compañía con la que vayamos a operar, la búsqueda de garantías y el seguimiento de las operaciones resultan fundamentales. “Respecto a esto último, no podemos olvidar que muchas operaciones conllevan un gran volumen; por ejemplo, un buque con un millón de barriles, a 70 dólares/barril, supone un total de 70 millones de dólares que hay que asegurarse de cobrar”.