Los accionistas valoran positivamente los eventos online organizados por Repsol

La pandemia no ha logrado parar el empeño del equipo de Relación con Inversores por organizar actividades de gran interés para los accionistas minoristas. Así, en el último año se ha servido de las pantallas y la tecnología para seguir proponiendo periódicamente visitas culturales, formaciones, charlas divulgativas y otros eventos.

Cuatro visitas guiadas al Museo del Prado y al Thyssen, un roadshow, un curso de gestión patrimonial, un webinar sobre nutrición y la entrega de los distintivos Soles a restaurantes que otorga la Guía Repsol son algunas de 12 las propuestas de las que han disfrutado en lo que va de año más de 700 accionistas de toda España. 

Cinco de ellos -residentes en distintas provincias españolas- comparten sus impresiones acerca de las experiencias online a las que han asistido en los últimos meses. Todos ellos recalcan que el formato virtual les ha facilitado participar en actividades a las que no hubieran podido acceder fácilmente de ser presenciales debido a la distancia. De todos modos, para un futuro post-pandemia apuestan por la combinación de eventos presenciales y online.

 

Excelente acogida del formato virtual de los roadshows

L. Sala, de Barcelona, considera que el roadshow online que tuvo lugar en marzo le aportó “como siempre, un mayor conocimiento de la situación actual de la empresa y sobre todo la perspectiva estratégica de futuro”. Además, opina que “el evento estuvo bien organizado y la calidad de transmisión correcta. La calificación sería alta”, si bien sugiere “valorar incluir la presencia, aunque fuera por unos minutos, de alguno de los máximos directivos de la compañía (Presidente y/o Consejero Delegado)”.

Por su parte, M.D. Soto, de Valencia, cree que este evento fue “muy claro” y apuesta por seguir con el formato online de los roadshows incluso una vez se puedan volver a celebrar eventos presenciales con normalidad. En este sentido, L. Sala argumentó que “a nivel personal prefiero la modalidad presencial, pues el contacto en persona con otros asistentes y los ponentes al final del acto crea valor. Pero reconozco que a nivel empresarial la alternativa online ahorra costes y al no precisar viajes y desplazamientos (tanto de ponentes como asistentes) mejora el impacto ambiental”.

 

Las visitas a los museos, muy bien valoradas

M.D. Soto también tuvo ocasión de sumarse a una visita virtual al Museo Thyssen este año, que le pareció “muy interesante desde el punto de vista cultural. Me gustó especialmente por los comentarios, anécdotas y datos que acompañaron a las pinturas que vimos”. Según la accionista, esta experiencia “ha supuesto una oportunidad de ‘saborear’ una futura visita a este museo”. Tanto en este evento como en el roadshow al que asistió considera que “la organización muy buena, así como la calidad de los ponentes y de la transmisión”.

La visita al Thyssen también fue grata y “novedosa” para R. Téllez, de Ciudad Real, quien también siguió en streaming la entrega de los Soles de la Guía Repsol celebrada en abril. Argumenta que “la principal ventaja es que este formato te permite participar en las actividades organizadas desde el salón de casa, sin tener que realizar el desplazamiento, bloquear el día completo, o solicitar vacaciones en el trabajo, lo cual cobra más interés todavía para los que no vivimos en una gran ciudad”. Según Téllez, “mi valoración es muy positiva, la experiencia no llega a ser la misma que la asistencia presencial pero aporta ventajas interesantes”.

 

El curso de gestión patrimonial, útil para el día a día

Para A. Cadinanos, de Bizkaia, su participación en el curso de gestión patrimonial online que tuvo lugar en abril “me ha aportado mucho conocimiento sobre la complejidad financiera actual y he podido aplicar algún concepto aprendido con motivo de la declaración de la renta de este año”. Por otra parte, subraya que “la modalidad on line me parece más adecuada para la mayoría de los posibles alumnos, aunque se restablezca la modalidad presencial. En mi caso desde luego es así”.

También muestra su preferencia por el formato online otro participante en esta formación, J. Alce, de Burgos, para quien “un curso de este tipo siempre viene bien, se recuerdan conocimientos adquiridos anteriormente y encontramos algo nuevo. Aunque ha sido muy general y de un nivel limitado, lo considero ameno y provechoso”. Este accionista explica que ha tenido oportunidad de aplicar lo aprendido en el curso en su día a día, especialmente “en la faceta de la inversión en renta variable y la fiscalidad”.

Los eventos organizados directamente por Repsol están abiertos a todos los accionistas sin limitación de número de asistentes, mientras que algunos de los coorganizados junto con otra entidad (por ejemplo, el Museo Thyssen o el Museo del Prado) tienen un aforo limitado por requerimiento de esta.