Los clientes comerciales de Repsol ya se benefician de su EMS

La compañía ha desarrollado desde su centro de investigación Repsol Technology Lab su propio sistema inteligente de gestión energética (EMS), que se adapta a las necesidades de distintos tipos de cliente y contribuye a un uso más eficiente de la energía.

Por ahora, se utiliza principalmente para clientes comerciales, gestionando directamente la cadena de frío y climatización para conseguir los mayores ahorros energéticos en supermercados, naves, estaciones de servicio, oficinas o comercios. Se estima que el EMS de Repsol podría reducir el consumo de energía hasta en un 20% en climatización y hasta un 40% en la cadena de frío.

San MamésDurante la primera mitad del año, este sistema se ha probado con éxito en entornos reales gracias al acuerdo de colaboración que la compañía firmó con socios destacados de distintos sectores: San Mamés, el estadio del Athletic Club de Bilbao, considerado uno de los más sostenibles de Europa; la planta de elaboración y envasado de zumos, cremas y caldos del Grupo García Carrión en Almería; el parque empresarial madrileño De la Vega Business Park, gestionado por CBRE, primera firma internacional de consultoría y servicios inmobiliarios; y una planta de acuicultura que Nueva Pescanova posee en la provincia de Pontevedra.

El EMS de Repsol se basa en algoritmos de inteligencia artificial y recoge distintos parámetros -como la potencia requerida, los patrones de uso, el precio de la electricidad en cada momento o el pronóstico del clima- y analiza en tiempo real el comportamiento de diferentes equipos prediciendo la demanda energética de los usuarios. Con estos datos, el sistema determina las condiciones óptimas para cada dispositivo y actúa de forma automática sobre ellos para proporcionar ahorros energéticos. 

“Los sistemas de gestión energética buscan ser lo más transparentes para el usuario, que no tiene por qué entender el algoritmo. Solo tiene que indicar qué quiere y dejar que los sistemas se encarguen de cubrir sus necesidades”, aclara Javier Juárez, científico Senior de Product Design & Energy Systems en Repsol Technology Lab.