prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Houston, capital mundial de la energía

Hace años Repsol apostó por consolidar su presencia en el mayor centro tecnológico mundial. Hoy más de 500 personas altamente cualificadas han fortalecido la posición de la compañía en el continente y trabajan en la emblemática nueva sede a orillas del lago Woodlands. ¿El próximo reto? La integración de Talisman Energy.

ZB5A2627“La ciudad invisible”. Así apodó un periodista a The Woodlands, por la cantidad de árboles que pueblan sus calles y que hacen imposible intuir si hay casas detrás. Un entorno natural a unos 40 kilómetros de Houston capital. Es una de las primeras comunidades sostenibles de Estados Unidos, con más de 6.000 hectáreas de espacio verde protegido.

Desde hace tres décadas, The Woodlands se ha convertido en un próspero centro de negocios, comercio y turismo, atrayendo a sedes de compañías internacionales muy importantes. En este joven polo de la energía Repsol tuvo su primera oficina, a la que tuvo que sumar otra tras su rápido crecimiento en Estados Unidos. Por fin, en 2014, vio hecho realidad su sueño de un edificio emblemático propio.

Un yate en el lago Woodlands

Rodeada por el bosque de Lakeside y a orillas del lago Woodlands nos encontramos con la nueva sede de Repsol en Houston. La sensación es la de un yate en plena navegación, con sus ocho plantas de cristal y su terraza volcada al lago, tal como lo concibió el estudio local de arquitectura Ziegler Cooper. Allí nos espera el mejor guía que podemos tener, Ramón Hernán, un profesional que ha forjado durante 36 años su carrera en la casa y que hoy es el máximo responsable de la compañía en Norteamérica.

“Es un edificio que inspira”, nos advierte, y pronto lo comprobaremos. La luz natural ilumina los espacios, abiertos y transparentes, que motivan al trabajo en equipo. Las vistas, impresionantes, dan la sensación de calma y sosiego, aunque la actividad es frenética. Todo es 100% Repsol: las paredes de cristal, el mobiliario, el auditorio y las salas de reuniones y de videoconferencias. Pero lo que de verdad sorprende es la energía de estas oficinas: la energía de su gente. Más de 500 personas dan vida al edificio y son el principal activo de la compañía.

El Director Ejecutivo de la Unidad Regional Norteamérica habla con orgullo de su equipo y destaca “su diversidad y su gran capacidad técnica y profesional”.

En sus pasillos se oye hablar en dos lenguas, inglés y castellano, pero se intuyen muchas más, ya que esta plantilla aúna más de 20 nacionalidades, principalmente del resto de América y de Europa y Asia. Una diversidad no solo de género, etnia y nacionalidad, sino también de conocimientos y valores culturales.

Ramón Hernán: Hoy nos ven como un operador reconocido en aguas profundas y en el Ártico, pronto lo seremos en No convencionales

Competir por talento

CrudeOilRamón nos hace ver esta sede como una “ventaja competitiva de Repsol muy importante”. Por una parte, Estados Unidos siempre ha ocupado un lugar destacado entre los grandes productores de hidrocarburos. “Por otra, Texas ha liderado el sector de la energía en el país desde 1928. Hoy produce el 37% del crudo y el 26% de gas natural del país”, especifica. Y dentro de Texas, su capital, Houston, es conocida como la capital de la energía del mundo. Mucha agua ha corrido bajo el puente desde que, en 1901, se encontraran grandes yacimientos de petróleo en su subsuelo. La actitud positiva hacia el desarrollo la convertiría en las siguientes décadas en un polo tecnológico y de talento. Hoy más de 5.000 compañías relacionadas con la energía tienen sede en Houston y es reconocida mundialmente por ser un polo de tecnología e innovación, tanto en la industria de la energía como en la investigación biomédica y aeroespacial. Ello está muy ligado a uno de los grandes retos de Repsol en el país: “captar talento”. Porque la tecnología es el motor de este sector y las compañías luchan por captar a los mejores. “Por ello, es cada vez más importante tener un lugar donde a la gente le apetezca venir a trabajar, en un entorno increíble y donde es fácil conciliar la vida familiar y laboral, algo en lo que creemos y que propiciamos”, afirma.

Un referente en tecnología

Si hablamos de talento y tecnología, Mike Davis tiene mucho que decir. Desde hace cuatro años es Director de Global Drilling de Repsol y lleva más de 30 años dedicado a la perforación. Está al frente de un equipo muy cualificado en tecnología puntera que lucha cada día por romper barreras en perforación en aguas profundas para llegar más lejos en busca de hidrocarburos. “Hemos logrado llegar donde nunca imaginamos. Estamos perforando a 2.800 metros de lámina de agua. Hemos tenido grandes descubrimientos en los últimos años en Brasil, en el golfo de México y en otras partes del mundo. Es un momento muy emocionante para trabajar en Repsol porque estamos cambiando la cara de la compañía”, afirma Mike.

Algo con lo que Ramón está de acuerdo: “Hoy nos ven como un referente en el sector, un operador reconocido en aguas profundas y en el Ártico, en Alaska. A ello se suma ahora un nuevo reto –advierte– con la integración de Talisman Energy. Nos convertiremos en operadores en recursos no convencionales, otra área puntera en exploración y producción (E&P)”.  

En ello mucho tienen que ver los tres grupos de investigación que se dedican a innovar de forma continua en esta sede. Nos encontramos con unas 70 personas de perfiles diversos que están trabajando en imagen sísmica, caracterización de yacimientos y en perforación. Y su filosofía nos llama la atención: “Trabajamos para ver lo que antes no podíamos ver, para buscar y perforar donde antes no imaginábamos posible y producir aquellos hidrocarburos que antes no creíamos poder recuperar”. Y todo ello en constante interrelación con sus pares del Centro de Tecnología Repsol en Móstoles, Madrid, porque creen en la innovación abierta y en que las ideas se mejoran con el trabajo en equipo.

Tres áreas de negocio

Sin título 10Con su máximo responsable, repasamos la historia reciente de Repsol en el continente. Tiene una fecha de partida clara: 2006, año en que Repsol adquiere el 28% de participación en el proyecto de producción de petróleo de Shenzi, uno de los campos más grandes y prometedores en el Golfo de México. No pasaría mucho tiempo para confirmar que la decisión no pudo ser más acertada. Desde entonces, la actividad de exploración y producción de Repsol en Norteamérica ha sido creciente y constante, tanto en el mismo Golfo estadounidense –donde cabe destacar los recientes éxitos exploratorios de Buckskin y León– como con la participación en la producción de recursos no convencionales del Proyecto Missippian y la intensa actividad exploratoria en Alaska. También desde esta sede se llevan los proyectos de exploración y desarrollo de negocio para todo el continente.

Además, Repsol posee otras dos grandes áreas de negocio: Gas&Power y Trading&Transport. La primera reúne todo el poder del gas natural y la electricidad para dar respuesta a los requerimientos de la sociedad en el futuro. En ella trabajan más de 100 personas. “A principios de 2014, Repsol vendió estratégicamente la mayoría de sus activos de GNL (gas natural licuado), manteniendo el 75% de la planta de Canaport LNG, uno de los terminales más grandes de Norteamérica, que abastece a los mercados de la costa este de Canadá y del noreste de Estados Unidos”, nos explica Carlos Jiménez, Director de Gas&Power. “Por ello, Repsol continúa siendo un jugador clave en toda la cadena de valor del gas natural del mercado, teniendo en cuenta que el 60% de nuestra producción de Upstream es gas natural y que este combustible es cada vez más elegido por los consumidores de Norteamérica, por ser una energía limpia y eficiente”, detalla. ¿El desafío? “Continuar nuestra muy buena posición en el continente y trabajar para captar nuevos mercados y afianzar nuestra relación de confianza con los clientes actuales”.

El valor del intermediario

Ribbon Cutting Trio
Inauguración de la sede en Houston: Ramón Hernán, Antonio Brufau y Josu Jon Imaz.

Gas & Power y Trading son otras dos grandes áreas de negocio

Repsol ha apostado por el negocio de Trading como una de las áreas con mayor proyección en el futuro. Un negocio complejo que, simplificando, podemos decir que se refiere al comercio internacional de petróleo y productos entre unas zonas geográficas y otras. “Vendimos nuestros primeros barriles de petróleo crudo en 2007 y nuestros primeros productos derivados en 2013; desde entonces el gran reto de Repsol Trading USA Corporation es aprovechar la posición que tenemos en el continente y, como parte de una compañía integrada como la nuestra, para optimizarla, sacar partido a todas las oportunidades que nos brinda este potente mercado”, nos cuenta Ildefonso Sánchez, Director de Trading&Transport. La información aquí es la clave, lo que “permite captar un desequilibrio entre la oferta y la demanda de crudo o productos, saber interpretarla y reaccionar; para lograrlo, contamos con un equipo que aúna gran experiencia global con un enfoque regional único”, nos explica. El sol se pone sobre el lago Woodlands y las luces de este “gran yate en plena navegación” se van apagando. Dejamos a este equipo trabajando desde Houston para todo el mundo, en un momento profesional muy desafiante, conscientes de que están siendo partícipes de un momento de cambio que les enfrenta a un nuevo reto: la integración con Talisman Energy. Eso sí, prometemos volver cuando esa integración sea  una realidad.

ZB5A2338
Más de 500 personas trabajan cada día en la sede en The Woodlands.

TEXAS Y HOUSTON EN CIFRAS...

TEXAS

  • Desde 1928, líder estatal de petróleo de Estados Unidos: produce el 37% del total de crudo del país.
  • 29% del total de la capacidad de refinación del país.
  • Primer estado productor de gas natural: 26% del total.
  • West Texas Intermediate ( WTI): referencia para los precios del petróleo.

HOUSTON

  • Sede de más de 5.000 empresas relacionadas con la energía, 500 de ellas de exploración y producción.
  • 44 de los mejores 145 operadores de producción.
  • 2 de las 4 principales refinerías de Estados Unidos.
  • 150 empresas de transporte por oleoductos.
  • 40% de la capacidad petroquímica con sede en EE. UU.

 tabla Houston

UNA SEDE SOSTENIBLE

Las oficinas de Repsol en Houston están situadas en el bosque de Lakeside. El edificio cuenta con ocho pisos, 19.000 m2 y capacidad para albergar a 750 empleados. Ha sido diseñado y construido según los criterios del Certificado LEED en la categoría Oro, concedido por el prestigioso U.S. Green Building Council (USGBC), que reconoce las mejores prácticas y estrategias a la hora de construir edificios sostenibles que minimicen el impacto medioambiental.

Así, cuenta con servicios ecoeficientes, como un sistema de iluminación interior de bajo consumo, preferencia de aparcamiento para los vehículos de bajas emisiones, un espacio amplio de reciclaje y el programa de oficina sin papeles. Además, se ha conseguido reducir un 20% el consumo energético y un 40% el uso del agua, frente a un edificio de características similares.

 Despiece iconos upstream