prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Comprometidos con la eficiencia

“La meta del plan 2014-2020 es medioambiental, pero también busca disminuir el consumo de energía, que en las refinerías supone más del 60% del gasto operativo total”, explica Antonio López Rodríguez, Gerente de Gestión de la Energía de Repsol. “Todo lo que mejoremos ahí incrementa la competitividad de nuestras instalaciones”.

En cifras, Repsol emitió 13,8 millones de toneladas equivalentes de CO2 en todo el mundo en el año 2014. Con el nuevo Plan de Energía y Carbono, se fija como objetivo integrado para toda la compañía una reducción de 1,9 millones de toneladas, que se sumarán a los 3,1 millones ya reducidos con el anterior plan 2006-2013.

“El plan se ha elaborado con un toque de ambición para alcanzar ese número mágico de las políticas a 2020 de la UE, que fijan como objetivo un 20% de emisiones menos que en 1990, y define un ritmo de reducción que está en la línea de las grandes compañías del sector de oil & gas”.

2 downstream
La estrategia de eficiencia energética es común a todos los negocios, tanto en Upstream como Downstream.

Refino y Química, los motores

En esta estrategia de eficiencia energética, común a todos los negocios, el grueso de las acciones recae sobre las áreas de Refino y Química, que representan más del 80% de las emisiones totales de la compañía, seguidas por el Upstream (Exploración y Producción), con un 14%. Como muestra del carácter industrial de Repsol, las áreas comercial y corporativa no alcanzan el 1% de su consumo energético.

En las refinerías y plantas químicas, los principales ahorros vendrán por acciones de eficiencia energética como la sustitución de equipos por otros más eficientes: “Estas instalaciones industriales estaban muy pensadas para generar y consumir vapor para alimentar los procesos, que estamos sustituyendo por sistemas eléctricos”.

También se impulsan las integraciones energéticas entre unidades para reducir el consumo a través de la recuperación de calor y se optimizará la limpieza de equipos.  

La meta es medioambiental, pero también busca disminuir el consumo de energía, que supone más del 60% del gasto operativo total en las refinerías

Repsol ya ha adoptado medidas en su plan anterior que tuvieron un gran impacto sobre la reducción de emisiones, como el cambio de combustible (de fuelóleo a gas natural) o la reducción de los gases de antorcha en todas las refinerías. “Ahora recuperamos y empleamos ese gas. Por eso, en la nueva estrategia hablamos de conservación de la energía, que suma la eficiencia energética –hacer lo mismo con menos consumo– con la reutilización de la energía”.

Más activos operados en Upstream    

1 UpstreamCon la incorporación de Talisman la producción operada por Repsol pasará del 21 al 44% y ganará en importancia la necesidad de mejorar la eficiencia del negocio de Upstream.  

“Las compañías de oil & gas solo contabilizan las emisiones de aquellos activos que operan porque es la empresa que lidera los proyectos quien marca los criterios. En Repsol, todos los activos en los que somos operadores están incorporados al Plan de Energía y Carbono”.

En Upstream las acciones pasan también por hacer más eficientes los grandes equipos consumidores de energía, como bombas, turbinas o compresores, “pero encontrar oportunidades resulta más difícil que en Refino y Química, porque hay menos procesos involucrados y no se consume tanta energía”.

También las mejoras en la operación de los activos son una fuente de ahorro. Los expertos de Repsol han desarrollado una metodología para realizar auditorías energéticas en los proyectos de Upstream “que muestra claramente la estrecha relación entre energía y producción, y cómo reducir consumos energéticos suele ir asociado a mejoras en la producción”.

Pero los grandes objetivos en este negocio se centran en la reducción del flaring (gas de antorcha) y de las emisiones de metano. Las grandes compañías del sector ya apuntan a objetivos de cero flaring rutinario en 2030 y las emisiones fugitivas de gas metano, asociadas sobre todo a la extracción de gas natural, “se pueden controlar con una buena gestión energética de los activos y una revisión periódica de las instalaciones”.
En el área comercial, los negocios de mayor tamaño, GLP y Estaciones de Servicio, están involucrados de lleno en este plan, y también lo están los tres edificios emblemáticos de la compañía: Campus, el Centro de Tecnología Repsol y la sede que alberga los Sistemas de Información en Tres Cantos (Madrid).

En las estaciones de servicio, “nuestra imagen más cercana a la sociedad”, proseguirá la instalación de domótica y el cambio a iluminación LED, que ahorra hasta un 80% del consumo eléctrico.

 

Una labor de todos

La implantación de sistemas de gestión de la energía, con metodología y criterios comunes a todas las instalaciones, ha resultado clave para crear una cultura en la empresa que ayuda a ahorrar. Repsol ha sido pionera en la aplicación de la ISO 50001, el estándar internacional más aceptado para homologar estos sistemas de gestión. La refinería de A Coruña fue la primera del mundo en certificarse bajo esta norma y hoy todas las refinerías y plantas químicas de Repsol están certificadas, salvo Bilbao y Sines, que están finalizando el proceso. “También se ha realizado un trabajo muy importante de comunicación y concienciación entre los empleados, porque necesitamos el compromiso de toda la organización”, comenta López.

Entre otras iniciativas, se han realizado concursos de ideas sobre ahorro energético     y se ha creado una comunidad de conocimiento compartido para intercambiar información y experiencias. En la mayoría de los negocios, la reducción de energía y carbono también se incluye dentro del sistema de retribución por objetivos (GxC).

La estrategia de eficiencia energética es común a todos, aunque el grueso de las acciones recae en refino y química

“Mirando más allá de 2020, la innovación será fundamental para seguir avanzando en eficiencia”, afirma López. Esa labor se desarrolla a través del Centro de Tecnología Repsol y apostando por la innovación abierta en colaboración con otras empresas y centros de investigación. Asimismo, la Fundación Repsol impulsa su Fondo de Emprendedores, para incubar proyectos empresariales que promuevan un uso más eficiente de la energía.

3 innovación
La innovación es un pilar fundamental para seguir avanzando en eficiencia.

 

El futuro: conservar la energía

Con este plan, Repsol también cumple con todas las políticas 2020 de energía y clima de la UE, que ya prepara “un paquete para 2030 y un road map a 2050”, explica el Gerente de Gestión de la Energía de Repsol. Esta normativa está enfocada a alcanzar un acuerdo global sobre cambio climático que sustituya al Protocolo de Kioto. “Mientras llega ese acuerdo nuestros planes nos ayudan a conseguir los objetivos de la UE, a la vez que seguimos trabajando para evitar la sobrerregulación del sector europeo de oil & gas, que podría conducir a una pérdida de competitividad con relación a otras zonas del mundo”.

Este compromiso de Repsol ha sido reafirmado recientemente por el Consejero Delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, durante en la presentación del Plan Estratégico 2016-2020. Imaz ha destacado que la eficiencia y la reducción de emisiones de CO2 serán “un foco muy importante en la estrategia de la compañía en los próximos años”. Repsol también se ha sumado a la declaración conjunta de la OGCI (Oil and Gas Climate Initiative), una iniciativa que agrupa a diez de las mayores compañías petroleras del mundo en la búsqueda activa de soluciones contra el cambio climático.