prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

A la vanguardia en el desarrollo de las soluciones más avanzadas

A la vanguardia en el desarrollo de las soluciones más avanzadas

Como compañía multienergética y comprometida con la reducción de emisiones, Repsol trabaja constantemente para producir carburantes más avanzados, eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Y a la vez, realiza inversiones crecientes en energías alternativas de distintas clases. Es decir, que Repsol tiene la capacidad de ofrecer todos los tipos de energía disponibles en sus versiones más avanzadas y anticiparse en el desarrollo e implantación de las soluciones de movilidad más innovadoras.

Los carburantes Repsol incorporan la tecnología Neotech; una formulación exclusiva de máxima calidad que alarga la vida útil del vehículo y conserva sus prestaciones de estreno. Esta fórmula, desarrollada en el Repsol Technology Lab, garantiza la máxima calidad en los carburantes ya que incorpora trazadores exclusivos que evitan la posibilidad de fraude y aseguran al cliente su origen, la pureza y la autenticidad del producto. Con esta fórmula ofrecemos a nuestros clientes una línea de carburantes especialmente diseñada para optimizar el rendimiento del vehículo y respetar el entorno mediante el control de emisiones, todo ello sin incrementar el precio final. Los carburantes con tecnología Neotech son exclusivos de estaciones de servicio de Repsol.

Recientemente, Repsol ha lanzado como prueba piloto Repsol Efitec 100 Neotech, diseñada en el Repsol Technology Lab e inspirada en las gasolinas de competición y que permite obtener reducciones de consumo de combustible (y por tanto de emisiones de CO2) de hasta un 21% en condiciones exigentes de operación. 

En cuanto al gas destinado a la automoción, Repsol lidera la comercialización y distribución en el mercado español del AutoGas o gas licuado del petróleo –el carburante alternativo más utilizado en el mundo, que reduce en un 15% las emisiones de CO2–. En España hay más de 600 estaciones de servicio de AutoGas, de las cuales 400 pertenecen a Repsol. Y en Portugal, de las 400 estaciones de servicio de AutoGas existentes, 70 son propiedad de Repsol. Cabe destacar que en el parque automovilístico español constan matriculados más de 110.000 coches impulsados con AutoGas, muy por delante de otras energías alternativas.

Por otra parte, el gas natural vehicular, tanto en su forma de Gas Natural Licuado (GNL) como de Gas Natural Comprimido (GNC), está disponible en la red de estaciones de Repsol desde 2017. 

El despliegue de la red de suministro se está concentrando en los principales corredores de transporte del país y se espera cerrar 2019 con seis puntos plenamente operativos.

Repsol también participa en la investigación del hidrógeno como fuente de energía, si bien en el desarrollo de esta tecnología sigue existiendo un altísimo nivel de incertidumbre.

Impulsores de la movilidad eléctrica en España 

El compromiso de Repsol con esta fuente de energía abarca todo el proceso, desde la generación de electricidad renovable hasta la recarga del vehículo. Un claro ejemplo es la creación del proyecto IBIL, que se inició hace una década junto con el Ente Vasco de la Energía. IBIL es la empresa de servicios de recarga para vehículos eléctricos. Además, el Repsol Technology Lab investiga el desarrollo de baterías que permitan más autonomía y sistema de recarga.

La compañía cuenta con un sistema de recarga basado en energía 100% de origen renovable, instalaciones y terminales inteligentes y un centro de control de la infraestructura. Actualmente, Repsol dispone de 1.700 puntos de recarga operativos (más de 200 en localizaciones públicas, 35 en estaciones de servicio) y continúa consolidando la red de infraestructura de carga rápida en sus estaciones de servicio, y con la previsión de duplicar este número en 2020. 

En este sentido, destaca el primer punto de recarga ultra-rápida, que en marzo de este año entró en funcionamiento en la estación de servicio Repsol en Lopidana (Álava), y recientemente la apertura del segundo punto en Ugaldebieta (Vizcaya). Estas instalaciones, pioneras en la península Ibérica y de las primeras de este tipo en el sur de Europa, permiten recargar vehículos en un tiempo de entre cinco y diez minutos. Repsol tiene previsto instalar esta tecnología en otras cinco estaciones de servicio de su red en 2020.


Una transformación centrada en las nuevas necesidades del cliente

Para dar respuesta a los cambios en los hábitos de consumo de sus clientes, Repsol trabaja con el objetivo de liderar este nuevo futuro, apostando por novedosas energías para la movilidad y teniendo en cuenta que el negocio tradicional también está cambiando. Así, gracias al profundo conocimiento de las tendencias futuras y a la monitorización de cómo pueden afectar al negocio, la compañía trabaja con sus socios internos y externos para crear una nueva propuesta de valor para los clientes. 
El análisis de los datos recogidos y la capacidad para extraer valor posibilitan innovar de manera ágil y desarrollar nuevos conceptos y soluciones capaces de ser integrados en la propia red y en el mercado. 

Preparados ante la incertidumbre


En este camino de la transformación, Repsol es consciente de que puede haber momentos que hagan peligrar la consecución de los objetivos, y por ello la compañía está preparada para mitigar tales riesgos. En España, desde el punto de vista de la compañía, los objetivos de crecimiento no dependen en gran medida de una posible nueva recesión económica. Una nueva crisis económica en la Península afectaría la demanda, pero los más preparados para tener éxito serán los que tengan más conocimiento y contacto directo con los clientes, estando Repsol muy bien posicionado.

De esta manera, la digitalización total de nuestras operaciones, la digitalización completa de nuestras interacciones con los clientes, el uso de nuestras capacidades analíticas y nuevas asociaciones con empresas no líderes en petróleo, junto con productos y un servicio de alta calidad, nos llevan a un trato personalizado inmejorable y unas propuestas de valor únicas. 

En este escenario, una nueva crisis económica sería un desafío, pero las oportunidades que ofrecen estos nuevos hábitos de consumo son bastante estructurales y no están sujetas a la volatilidad económica a corto plazo.

Waylet es la app de fidelización y pago para todas


las estaciones de servicio de Repsol. Incorpora lo último en innovación tecnológica y permite pagar con el móvil sin bajar del coche, así como en más de 3.500 comercios asociados, entre ellos todos los centros de El Corte Inglés, en los que podrás pagar y beneficiarte de ofertas exclusivas por ser de Waylet.

La aplicación, que cuenta ya con más de un millón y medio de usuarios, permite gestionar todas las tarjetas de pago y ahorrar en las compras (acumulando puntos, saldo y cupones descuento) para poder utilizarlos en cualquier establecimiento de la red Waylet. 

 

Nuevos servicios de movilidad para usuarios más exigentes

El conocimiento, experiencia y posición de Repsol en el mercado de la energía para el transporte es un activo que aporta un valor diferencial en el negocio de carsharing en el país. 

Un ejemplo exitoso sería Wible, un servicio de coche compartido que funciona en la Comunidad de Madrid desde julio de 2018. Repsol, que se ha convertido en la primera energética en el país en apostar por este nuevo modelo de movilidad, participa, junto con Kia Motors, en Wible, con 500 vehículos híbridos enchufables y casi 150.000 usuarios registrados. Puesto que los conductores identifican a Repsol como proveedor de energía de referencia para la movilidad, Wible se apoya en la calidad de sus productos y servicios y en el valor de su marca.