prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Más que palabras

Más que palabras es una iniciativa de Fundación Repsol que ofrece apoyo a proyectos de entidades sociales presentados por accionistas y distribuidores del Grupo Repsol.

Los participantes tienen la oportunidad de compartir proyectos solidarios con los que están especialmente implicados. Cada convocatoria, Fundación Repsol selecciona nuevos proyectos orientados a promover la mejora de la calidad de vida de personas vulnerables, fomentar la integración social y atender necesidades sensibles de colectivos en situación o riesgo de exclusión.
Los proyectos apoyados son aquellos que mejor representan valores como la solidaridad, la integración y la protección de los colectivos vulnerables en cualquier lugar del mundo, y reciben una ayuda económica para continuar mejorando la calidad de vida de las personas. Fundación Kirika, Down Madrid y el proyecto Vive y Camina han recibido el apoyo de Fundación Repsol en 2019. 


Categoría Accionistas Repsol

Fundación Kirika

Proyecto: Fortalecimiento de la campaña educativa contra la mutilación genital femenina con la construcción de dos letrinas en escuelas de Abakuria (Kenia)

Fundación KirikaLos orígenes de la Fundación Kirika  se remontan a hace más de veinte años, cuando la pareja formada por Gordiano Ángel Fernández y Estrella Giménez viajaron como turistas a Kenia. “Teníamos apadrinados a dos niños de Ayuda en Acción y decidimos ir a verlos. Llegamos cuando en la aldea iban a practicar la ablación a un par de niñas, una de ellas ciega y con pulmonía, y la mutilación genital podría suponer su muerte ya que puede provocar infecciones; el 8% de las niñas mutiladas no sobreviven debido a complicaciones posteriores”, explica Estrella Giménez en conversación telefónica poco después de conocer que la Fundación Kirika ha sido galardonada con el premio Más que palabras de Fundación Repsol en la categoría de Accionistas Repsol.
Hoy, gracias a una beca, aquella niña es una joven estudiante universitaria, y a raíz de aquel primer contacto con la realidad africana, en 2007 Gordiano y Estrella crearon la Fundación Kirika, que trabaja en el territorio concienciando a la población y apoyando a maestros y escuelas para evitar la ablación, una práctica cultural que sigue llevándose a cabo aunque está prohibida.
“Gracias al premio de Repsol podremos construir dos letrinas en dos escuelas de Abakuria (Kenia), lo que permitirá que las niñas no dejen de ir a la escuela cuando tienen la regla. Además, también podremos dar un nuevo impulso a la campaña educativa contra la mutilación genital femenina, ya que pondremos un cartel antiablación e intentaremos concienciar a las familias y a la sociedad”, explica Gordiano, accionista minoritario de Repsol.


 

Categoría Accionistas Repsol

Down Madrid

Proyecto: Intervención para una Buena Vejez.Cómo aumentar la calidad de vida de los mayores con discapacidad intelectual

Down MadridDown Madrid es una entidad  sin ánimo de lucro que presta apoyo a personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales a lo largo de todo su ciclo vital. Como explica Gloria Fernández López, accionista de Repsol, “el proyecto Intervención para una Buena Vejez responde a las necesidades de los mayores que ya han comenzado o van a comenzar con un proceso de envejecimiento prematuro”. En concreto, el proyecto busca apoyar a 170 personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales de más de 35 años con la realización de diferentes actividades para prevenir el envejecimiento prematuro y orientar e informar a las familias. “Los programas de prevención, y la intervención rápida y eficaz cuando aparecen los primeros síntomas de envejecimiento patológico, son clave para una buena calidad de vida en esta etapa. No existen apenas programas de apoyo y ayuda en estas edades”, remarca Gloria. 
Cabe destacar que hace 50 años la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down se situaba en torno a los 25 años. Hoy se encuentra en edades próximas a los 60 años. “Debemos incidir en la prevención, detección y tratamiento temprano para minimizar los efectos negativos del envejecimiento patológico. Se envejece como se vive”, subrayan desde la Fundación Síndrome de Down 
de Madrid.
Gracias a Más que palabras de Fundación Repsol, 170 adultos de Down Madrid y sus familiares podrán beneficiarse de programas específicos impartidos por profesionales que ayudarán a los mayores con discapacidad intelectual a prevenir problemas relacionados con la vejez y a incrementar su calidad de vida.


Categoría Relapasaa 

Comunidad de Religiosas Adoratrices de Málaga

Proyecto: Vive y Camina. Ofrece una oportunidad a las mujeres en riesgo de exclusión

RelapasaaVive y Camina es un proyecto  impulsado por la Comunidad de Religiosas Adoratrices de Málaga, entidad fundada en 1906. “A través del proyecto buscamos ayudar y acoger a mujeres con problemas de exclusión social debido a la prostitución, la trata, problemas de adicciones, etc., y que logren su integración personal y su reinserción en la sociedad”, explica Juana López, superiora de las Adoratrices de Málaga. Para ello, la entidad dispone de dos pisos de acogida con 20 plazas en total en los que las mujeres en riesgo de exclusión social pueden vivir entre tres meses y un año y medio. Durante este tiempo, gracias al proyecto Vive y Camina
–y en colaboración con la asociación Proyecto Hombre–, se les facilita la atención y el seguimiento para garantizar una buena salud, el desarrollo de habilidades para la vida cotidiana de cara a una futura reinserción social y atención psicológica para favorecer su bienestar físico.
El proyecto consta de diferentes fases: acogida, residencia y posterior reinserción en la sociedad. “Cada año acogemos a entre 80 y 90 mujeres necesitadas y, a partir de diferentes talleres y con mucho acompañamiento, les ofrecemos nuevas oportunidades”, remarca la responsable de las Adoratrices de Málaga.
Rubén C. Sánchez-Gil, accionista minoritario de Repsol, presentó el proyecto Vive y Camina a Más que palabras de Fundación Repsol, “porque la totalidad del importe del premio iría a parar directamente al proyecto y supondría poder ayudar a más mujeres que se encuentran en riesgo de exclusión social”. Su deseo se ha hecho realidad.