prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Repsol potencia la retribución a sus accionistas a través del Scrip Dividend y de recompra de acciones

Tiene como propósito aumentar la retribución total de nuestros accionistas.

Accionistas Repsol


Desde que en 2012 arrancó el programa ‘Repsol Dividendo Flexible’ –también llamado Scrip Dividend– para dar a nuestros accionistas la posibilidad de elegir la forma de percibir sus dividendos, la compañía ha ido incorporando mejoras en la retribución a sus accionistas. 

El impulso definitivo llegó en 2018, de la mano de la actualización del Plan Estratégico, que mantiene la fórmula del Scrip Dividend e incorpora una clara intención de llevar a cabo recompras de acciones para su posterior amortización, equivalentes a las acciones nuevas que se emitan por razón del Scrip Dividend, para evitar la dilución. Por tanto, se enfoca aún más en la retribución total y en el aumento de valor de las acciones de Repsol en beneficio de sus  accionistas.

Como valora Antonio Lorenzo, Director General Económico Financiero (CFO) de Repsol, “hemos hecho una recompra de acciones y reducción de capital para evitar la dilución de la fórmula del Scrip Dividend en nuestros accionistas y ha ido mejor de lo previsto porque hemos sabido gestionar en el mercado el compromiso adquirido”.

La opción preferida por los accionistas

A través del programa ‘Repsol Dividendo Flexible’, nuestros accionistas pueden decidir si prefieren recibir parte o la totalidad de su retribución en efectivo o en acciones liberadas de Repsol; es decir, sin desembolso por su parte. 

Se lleva a cabo por medio de la entrega de forma gratuita a nuestros accionistas de un número de derechos equivalente al número de acciones que poseen de la compañía. A través de sus derechos de asignación gratuita, nuestros accionistas tienen varias opciones para recibir su retribución: convertirlos en acciones nuevas de Repsol, venderlos en el mercado al precio que coticen en cada momento, o bien venderlos a Repsol al precio fijo garantizado inicialmente. 

Los análisis de las preferencias de los accionistas en los últimos años demuestran que la mayoría opta por recibir acciones nuevas. Teniendo en cuenta todos estos datos, la compañía ha decidido mantener y potenciar el programa ‘Repsol Dividendo Flexible’ para maximizar los beneficios de sus accionistas.

Scrip dividendo
Los porcentajes superiores al 100% indican que además han adquirido derechos en el mercado que se han convertido en acciones nuevas.


Una estrategia que fortalece el balance de la compañía

Las sucesivas ampliaciones de capital liberadas han tenido también un importante beneficio para Repsol, puesto que han permitido fortalecer su balance, así como afrontar con mayores garantías los ciclos adversos que han marcado al sector en los últimos años.

En un nuevo contexto como el actual, la actualización del Plan Estratégico garantiza que, incluso con el precio del petróleo a nivel de 50$/bl, Repsol puede autofinanciar el desarrollo previsto hasta 2020 y mantener al mismo tiempo su flexibilidad financiera.

Por este motivo, el enfoque hacia la retribución total a los accionistas cobra aún mayor significado. Así, Repsol solicitó autorización a la Junta General de Accionistas en 2018 –y está previsto que lo haga también en 2019– con la finalidad de reducir el capital mediante la amortización de acciones propias para compensar el efecto dilutivo de las acciones emitidas a través del programa ‘Repsol Dividendo Flexible’. 

Detrás de estas autorizaciones, el compromiso de Repsol consiste en restaurar el número de acciones en circulación de la compañía a la cifra que tenía a finales de 2017. 

Este enfoque aumenta la participación de nuestros accionistas en los beneficios futuros

De esta manera, se aumenta la participación de nuestros accionistas en los beneficios futuros. Así, el incremento de estos beneficios previstos en el Plan Estratégico se verá acompañado por el mantenimiento del número de acciones en circulación. O lo que es lo mismo: el beneficio por acción de Repsol crecerá, ya que no va a producirse a lo largo del ejercicio un aumento neto de la cifra de capital social.

Asimismo, este nuevo enfoque proporciona mayor visibilidad al mercado y a los analistas sobre la estructura financiera de la compañía. De hecho, este tipo de iniciativas suelen venir acompañadas por subidas en la cotización de las acciones en la mayoría de las empresas que las llevan a cabo, lo que conduce a la consecución del objetivo de aumentar el valor de Repsol en beneficio de sus accionistas.

1. Los costes de financiación incluyen arrendamiento, costes financieros, dividendos a minoritarios, intereses híbridos y otros movimientos. 2. Incluido aumento de dividendo a 1€/acción en 2020.
1. Los costes de financiación incluyen arrendamiento, costes financieros, dividendos a minoritarios, intereses híbridos y otros movimientos.
2. Incluido aumento de dividendo a 1€/acción en 2020.
 
* La Compañía recompra el mismo número de acciones nuevas emitidas en los Scrip Dividends para su posterior amortización.
* La Compañía recompra el mismo número de acciones nuevas emitidas en los Scrip Dividends para su posterior amortización.
 

 

¿Te queda alguna duda por aclarar?

¿Qué requisitos ha de tener en cuenta el accionista que quiera beneficiarse del programa ‘Repsol Dividendo Flexible’?
El Last Trading Date (día de publicación del anuncio del aumento de capital en el Boletín Oficial del Registro Mercantil) será el último día de negociación de las acciones de Repsol con derecho a recibir de forma automática y gratuita derechos de asignación de las nuevas acciones que se emitan. 

Será preciso poseer un número mínimo de derechos de asignación gratuita para la asignación de una acción nueva. Dicho número resultará de la relación que exista entre el importe del aumento de capital y el número de acciones que están en circulación.
Los derechos de asignación cotizarán en Bolsa durante un mínimo de 15 días naturales tras la publicación del anuncio del aumento de capital en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Durante dicho plazo, el accionista podrá optar entre vender estos derechos a Repsol a un precio fijo garantizado (esta opción podrá ejercitarse hasta unos días antes del fin del periodo de negociación en Bolsa de los derechos de asignación), vender sus derechos en Bolsa y recibir efectivo, o bien mantener sus derechos y recibir las acciones liberadas nuevas que le correspondan.

¿Por qué hace esto Repsol?
Para beneficiar al accionista, al permitirle que elija si quiere percibir su retribución, total o parcialmente, en acciones gratuitas, sin limitar en modo alguno su posibilidad de percibir la totalidad de la retribución en efectivo, si así lo desea. Con este sistema, Repsol continúa garantizando que todos los accionistas que lo deseen perciban la totalidad de su retribución en efectivo. Así, adopta una práctica ya seguida por otras compañías nacionales e internacionales.

¿Cuántos derechos recibirían los accionistas por cada acción de Repsol de la que sean titulares?
Un derecho por cada acción.

¿Qué opción interesa más a los accionistas, recibir efectivo o acciones?
En líneas muy generales, el accionista deberá considerar si prefiere recibir gratuitamente nuevas acciones de Repsol o si tiene necesidad de liquidez y prefiere efectivo. En cualquier caso, como la situación concreta de cada accionista depende de sus circunstancias personales, financieras y patrimoniales, así como del régimen fiscal que le resulte aplicable, los accionistas deberán consultar su decisión con sus asesores, si lo consideran oportuno.

¿Pueden los accionistas optar por recibir su retribución parte en acciones gratuitas y parte en efectivo?
Sí. Para ello, el accionista tendrá que vender una parte de sus derechos de asignación gratuita a Repsol o en Bolsa y mantener la otra parte.
   
En el supuesto de que el accionista opte por recibir efectivo, ¿qué será mejor, vender los derechos a Repsol o venderlos en Bolsa?
La venta de los derechos a Repsol se realiza a un precio garantizado, mientras que la venta de los derechos en Bolsa se realizará al precio que coticen dichos derechos, por lo que, en este segundo caso, el accionista podrá recibir un importe superior, igual o inferior al precio garantizado.

En uno u otro supuesto, la entidad financiera en la que el accionista tenga depositadas sus acciones podrá establecer, de acuerdo con la legislación vigente, las comisiones y gastos repercutibles en concepto de tramitación de órdenes de compra y venta de derechos de asignación gratuita que libremente determine.