prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

El Plan de la integración

El Plan Estratégico 2016-2020 es, sin duda, el plan de la integración tras la adquisición de Talisman. Una hoja de ruta que pone sobre el papel la transformación de la compañía tras esta operación. Después de todos los acontecimientos vividos en Repsol en los últimos años tras la expropiación de YPF, el ciclo bajista en el precio del petróleo y ahora este gran movimiento de compra… es el momento de decidir y explicar con qué foto final queremos salir al mercado, es decir, cómo queremos que sea Repsol en unos años.

Diseñar este Plan supone mucho trabajo, porque hemos comprado una compañía que habíamos analizado durante mucho tiempo, pero desde fuera. Ahora, al mismo tiempo que la estamos conociendo desde dentro, estamos avanzando en cómo se integra en la estrategia y el portafolio de Repsol, y confirmando cómo nos fortalece.

Somos conscientes de que se trata de un Plan Estratégico muy esperado por el mercado y por unos inversores que les hemos explicado y han entendido muy bien la transacción de Talisman, que han visto que era una oportunidad para Repsol. Una operación que ha generado mucha expectativa también por ser el primer gran movimiento contracíclico del sector, con los precios del crudo bajos.

Una propuesta de valor

Así, antes de fin de año presentaremos el Plan que explicará al mercado cuáles son nuestras líneas estratégicas y el camino a seguir. De esta forma, el inversor tendrá claro en qué compañía está invirtiendo cuando confía en Repsol.

El Plan Estratégico 2016-2020 estará más orientado a generar una propuesta de valor que le resulte atractiva al accionista, que le haga elegirnos frente a otras opciones

Y esa compañía entendemos que ya no debe seguir la propuesta de crecimiento del Plan Estratégico 2012-2016. Ese plan fue nuestra respuesta tras la expropiación del 51% de las acciones de YPF, que suponía la pérdida de 450.000 barriles/día de producción para Repsol. Entonces nos propusimos, y lo logramos, crecer entre el 5% y el 7% anual, siendo una de las compañías de mayor estabilidad en la industria en los últimos años. Nuestra "foto" era: “Repsol crece en el Upstream” (área de exploración y producción de hidrocarburos).

Ahora, con el salto que supone Talisman, con una producción conjunta que se sitúa en casi 700.000 barriles/día de producción de crudo y gas, ya no vemos sentido a continuar con una propuesta de crecimiento. Nuestro enfoque a partir de ahora tiene mucho más que ver con construir una propuesta de valor que le resulte atractiva al accionista, que le haga elegirnos frente a otras alternativas; que sea resiliente en los vaivenes que tiene nuestra industria y que nos permita fortalecer nuestra competitividad a través de la eficiencia operativa.

Líneas maestras y líneas rojas

Es obvio que con la integración de Talisman, el Upstream de Repsol da un salto cualitativo muy importante en muchos aspectos: capacidades operativas y de talento, calidad de sus activos, diversidad geoestratégica… Y, por supuesto, también la transforma, porque duplica la capacidad de producción de la compañía. El portafolio de activos resultante nos da distintas opcionalidades para favorecer dónde estar/crecer y dónde no. Por ello, haremos una gestión activa de nuestro portafolio con el objetivo de capturar valor, disminuir el riesgo geopolítico y consolidar nuestras capacidades como ventaja competitiva. Haremos una rigurosa IMG 0999distribución de la caja en la selección de inversiones, para aquellos proyectos con rentabilidades superiores y que generen el máximo valor para el accionista. También pondremos el foco en la eficiencia y en la excelencia operativa, un aspecto especialmente crítico en el actual entorno de bajos precios del crudo.
Todo ello teniendo en cuenta que hay líneas rojas que no vamos a cruzar: como os comentaba, somos una compañía orientada a crear valor para el accionista y que protege la integración de sus negocios de Upstream y Downstream. Algo que Repsol lleva en sus genes y que nos ha dado estabilidad y fortaleza, aun en los escenarios más adversos.

 

 

Alejandro Oliva

Director de Estrategia de Repsol