prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Fondo de Emprendedores, cinco años con la innovación

Para construir un futuro más sostenible, hay que creer en la energía de las personas. Convencidos de ello, Fundación Repsol lanzó en 2011 esta incubadora empresarial sin ánimo de lucro para proyectos tecnológicos innovadores en el ámbito de la energía y la eficiencia energética.

“Hay mucha gente innovadora, con ideas disruptivas en el sector de la energía, que necesita apoyo y que se les diga: ‘¿Por qué no puedes ser tú? Atrévete”, explica Ignacio Egea, vicepresidente de Fundación Repsol. El Fondo de Emprendedores nace para hacer aflorar todo ese talento, facilitando apoyo a los emprendedores para que las mejores soluciones tecnológicas en el campo de la energía y la eficiencia energética se conviertan en realidades de mercado en el menor tiempo posible.

En las cinco convocatorias a nivel internacional realizadas hasta ahora se han presentado más de 2.000 propuestas. Todas ellas han pasado por un exhaustivo proceso de evaluación y selección que comprende seis etapas. En este proceso participan diferentes profesionales e investigadores de primer nivel y prestigio en el campo de la energía y la gestión empresarial. En total, el Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol cuenta con más de 180 evaluadores expertos en diferentes campos.

Proyectos e ideas

El Fondo de Emprendedores cuenta con dos categorías de apoyo: proyectos empresariales e ideas que están pendientes de validación de la prueba de concepto. Los proyectos seleccionados en cada convocatoria reciben durante un plazo máximo de dos años una ayuda económica a fondo perdido de hasta 288.000 euros, mientras que las ideas reciben 24.000 euros durante doce meses.


Izquierda, emprendedores del proyecto Ledmotive, sistema de iluminación basado en tecnología LED capaz de reproducir todo el espectro solar para conseguir la tonalidad deseada en cada momento.
Derecha, emprendedores del proyecto Ecomesh, panel solar híbrido capaz de generar energía eléctrica y térmica de manera simultánea.

 

Un modelo de incubación diferente

Un aspecto pionero y singular del Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol es el acompañamiento a los emprendedores, dotándoles de un equipo de dos tutores expertos que les orientan en el ámbito empresarial, así como de un asesor tecnológico del Centro de Tecnología Repsol y un coordinador por parte de Fundación Repsol que sigue de cerca el proyecto. Asimismo, todas las propuestas seleccionadas reciben una formación a medida en diversas disciplinas, como gestión empresarial, recursos humanos, marketing, aspectos legales, etc. Estas sesiones de formación, a cargo de destacados expertos, están abiertas también a los finalistas no seleccionados, con el objetivo de que estos emprendedores puedan participar y compartir sus experiencias con el resto de equipos y con los miembros del ecosistema del Fondo de Emprendedores.   

Además, durante el periodo de incubación, las ideas y proyectos seleccionados reciben ayuda para pruebas de prototipos, la posibilidad de realizarlas en las instalaciones de Repsol y acceso a potenciales inversores. Todo ello con el objetivo de desarrollar su iniciativa y adecuarla a los requerimientos del mercado.


Izquierda, Plactherm es un sistema inteligente de calefacción por baldosas que fue incubado en la tercera convocatoria.
Derecha, Fuelium, pilas de papel biodegradables, proyecto seleccionado en la quinta convocatoria en 2016.

 

Juntos lo hacemos posible

Durante estos cinco años, Fundación Repsol ha visto crecer y avanzar a muchos proyectos e ideas innovadoras que hicieron realidad sus sueños. Citar a todos es imposible, pero para muestra un botón. Ledmotive, proyecto de iluminación capaz de reproducir todo el espectro solar e incubado por el Fondo en su segunda convocatoria, cuenta ya entre sus clientes con la National Gallery de Londres, donde iluminó una de sus salas en el marco de la exposición “Making Colour”.
Otro ejemplo es Plactherm, proyecto seleccionado en la tercera convocatoria y ganador del South Summit 2015 en la categoría Industrial Revolution. Además, ha recibido otros reconocimientos, como el Pasión> ie 2016 en la categoría ciudad del futuro y fue invitado por el DOE EE. UU. al Global Entrepreneur Summit (GES) 2015.  

Además, muchos de los proyectos han tenido oportunidad de validar su tecnología en las instalaciones de la compañía; es el caso de Thers, que durante su periodo de incubación como idea ha realizado pruebas experimentales en el Centro de Tecnología Repsol para testar su dispositivo que, instalado en el tubo de escape de los vehículos, recupera el calor residual para alimentar la batería, reduciendo consumos y emisiones.
Asimismo, Focus, proyecto para la monitorización de temperatura en líneas de distribución energética, realizó pruebas en el oleoducto Cartagena-Puertollano de Repsol, tras ser una de las propuestas ganadoras en la primera edición del Fondo de Emprendedores.

Pero, más allá de las cifras, “queremos decirles a los emprendedores que no están solos, que se animen a dar un paso adelante, a presentarnos sus ideas… para contribuir a crear entre todos un mundo más sostenible”, finaliza el vicepresidente de la Fundación.
Fundación Repsol impulsa la energía de las personas, la energía social. Además, los accionistas pueden colaborar con otras iniciativas solidarias de Fundación Repsol.

 

 

EMPRENDIMIENTO SOCIAL

Fundación Repsol apoya, además, otros proyectos de emprendimiento, entre los que destaca Peysol, que trabaja en el desarrollo de una tecnología para la deshidratación de alimentos a partir de energía solar, por lo que no requiere conectarse a la red eléctrica y puede utilizarse en comunidades de agricultores aisladas. ¿El resultado? La oportunidad para pequeños agricultores de obtener un producto final con mayor valor y mejores condiciones de venta.

Finalista en la tercera convocatoria del Fondo de Emprendedores, la Fundación decidió apostar por él dentro de su programa de desarrollo social en Perú, demostrando su viabilidad en zonas aisladas, como la Región de Majes (Arequipa), donde ya se han instalado tres plantas piloto con diez deshidratadores con una capacidad de procesar 600 kg de producto al mes cada uno. Además, Peysol está instalando su propia planta procesadora para facilitar el deshidratado de fruta de otros agricultores. Se ha comenzado a trabajar con el aguaymanto, una fruta apreciada en el comercio internacional, y no se descarta la posibilidad de ampliarlo a otras frutas, como arándanos o higos, con muy buena aceptación tanto en el mercado nacional como internacional.

Además, se ofrece formación a los agricultores y se realiza un seguimiento inicial para asegurar la calidad de los productos. Así, con el proyecto Peysol se logra mejorar la calidad de vida de los agricultores peruanos, dotándoles de una herramienta que aporta mayor valor a sus cosechas respetando, al mismo tiempo, el sistema de producción tradicional.
Esta iniciativa de Fundación Repsol se ha desarrollado con el soporte próximo de la Refinería de La Pampilla, que ha prestado asesoramiento y orientación técnica y comercial al emprendedor. También cuenta con el apoyo de la Asociación de Productores Agrícolas de la Región de Majes y con la colaboración de la organización pública Sierra Exportadora.

proyectos ideas fondo emprendedores fundacion repsol
Antonio Brufau, Presidente de Repsol y de su Fundación, e Ignacio Egea, Vicepresidente de Fundación, junto a los ganadores de la quinta convocatoria del Fondo de Emprendedores.

Ganadores de la quinta convocatoria

Los cuatro proyectos y las cuatro ideas seleccionados pasan a formar parte del Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol e inician su proceso de incubación.

El pasado 6 de julio se llevó a cabo el acto de entrega de galardones en el Campus Repsol, presidido por Antonio Brufau, Presidente de Repsol y de su Fundación, y el Vicepresidente de Fundación Repsol, Ignacio Egea.

Los proyectos e ideas ganadores han resultado elegidos entre más de 200 propuestas recibidas en la quinta convocatoria del Fondo de Emprendedores. Tras superar un exhaustivo proceso de evaluación y selección, han quedado finalistas doce propuestas, entre las que un jurado experto ha seleccionado los mejores proyectos e ideas.

Los proyectos que van a iniciar su proceso de incubación recibirán un apoyo económico de hasta 288.000 € durante un máximo de dos años y las ideas recibirán 24.000 € durante un año para su maduración.