prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Gran acogida del curso de gestión patrimonial online

Cerca de 240 accionistas han aprendido a planificar de forma más eficiente sus finanzas domésticas este año de la mano de Repsol en Acción y el Instituto BME.

Ordenador
  • 4 ediciones del curso en 2018

  • Alrededor de 240 accionistas en total se han beneficiado de esta formación 

  • 10 horas de clases virtuales por curso repartidas en 5 días

     

La gran mayoría de los ciudadanos necesita ahorrar y también administrar e invertir convenientemente sus ahorros. No obstante, muy pocos reciben la formación necesaria para resolver ágilmente asuntos financieros personales.

Para solventar esta situación entre su comunidad de inversores, Repsol en Acción decidió ofrecer un curso de gestión patrimonial personal online de la mano del Instituto BME (Bolsas y Mercados Españoles). Las solicitudes de matrícula superaron las expectativas, de modo que las dos convocatorias previstas inicialmente –con un cupo máximo de 60 alumnos cada una– no bastaban y se ampliaron a dos más. En total, unos 240 accionistas tuvieron la oportunidad de seguir el curso de 10 horas, a través del Aula Virtual del Instituto BME.

Cada una de las cinco sesiones online  en las que se estructuraba la formación –en unos horarios establecidos– tenía una duración de dos horas. Se llevaron a cabo durante tres semanas consecutivas.

Un formato muy flexible

Aunque no se precisaban conocimientos específicos previos, antes de iniciar la formación los alumnos matriculados tuvieron que realizar un breve test que sirviera de orientación para situar su nivel de base y, en la medida de lo posible, agruparlos en cada convocatoria de la manera más homogénea posible.

Las cinco sesiones del programa incluían casos prácticos

En cuanto a la metodología, los alumnos tenían que conectarse a las sesiones para atender en tiempo real el desarrollo del programa por parte de un ponente experto. Además, las clases quedaban grabadas en el Aula Virtual, de modo que podían consultarse en diferido en cualquier momento del curso. Los participantes también tenían la opción de acceder a documentación y a un foro de dudas.

Por otra parte, el profesor planteaba ejemplos y situaciones a partir de las preguntas que iban surgiendo a través de la plataforma virtual.

Un programa ambicioso

El temario abarcaba desde el concepto, realización e importancia de la planificación familiar a la gestión de carteras, pasando por la renta variable y fija y por distintos vehículos de inversión (fondos, previsión social y seguros de ahorro). Sin duda, un reto ambicioso pero asequible con constancia y dedicación.

Todas las sesiones incluían una práctica al finalizar: una de confección del patrimonio y la cuenta de ingresos, tres ejemplos prácticos de fiscalidad y, finalmente, la preparación de la jubilación para un funcionario y un autónomo y la confección de la inversión recomendable.
Además de lo aprendido durante el seguimiento de las sesiones, los accionistas inscritos podían ampliar conocimientos a partir de la documentación complementaria facilitada por el Instituto BME. 

Al acabar el curso los alumnos habían asimilado los principios esenciales y una serie de procedimientos sencillos para poder planificar y realizar una gestión más eficiente de la economía doméstica y el ahorro personal. 

Beatriz Alejandro, Directora del Instituto BME

Beatriz Alejandro¿Por qué es útil seguir el curso de gestión patrimonial?
Independidentemente de cuál sea nuestra situación económica, todos tenemos que gestionar un presupuesto doméstico. Es importante dedicar un tiempo a esta tarea para la que la mayoría no hemos recibido una formación específica. Precisamente el objetivo de este curso es cubrir esa deficiencia.

¿Cómo valoran esta formación los miembros de la comunidad de accionistas que ya la han seguido?
En general los alumnos consideran que les permite adquirir conocimientos que tienen una aplicación inmediata en la gestión de sus finanzas personales, además de proporcionarles el acceso a un experto que puede resolverles cualquier duda que tengan sobre la materia. Y valoran muy positivamente el formato a través del Aula Virtual, ya que es muy flexible.

¿Se requieren conocimientos previos específicos?
En principio no son necesarios, ya que el punto de partida es la experiencia que todos podemos tener en gestionar nuestra economía doméstica. En la medida de lo posible el ponente adapta el contenido del curso al nivel de conocimientos previos de los asistentes, planteando situaciones a partir de preguntas formuladas a través de la plataforma virtual.

¿Cuántas horas recomienda que los accionistas dediquen al curso, al margen de las 10 horas de sesiones?
En mi opinión, la mera asistencia a las horas de clases virtuales ya aporta valor. Aunque una dedicación de otras 10 horas de estudio personal a lo largo del curso permitiría un aprovechamiento óptimo del mismo.

¿Qué temas del programa suelen suscitar mayor interés?
La primera sesión, sobre planificación financiera, resulta especialmente interesante porque necesariamente se aplica a todos los asistentes al curso. Se analiza qué es y en qué consiste y permite tomar conciencia de ciertos aspectos que, aun siendo intuitivos, no siempre resultan evidentes. Por ejemplo, se pone de manifiesto la importancia de tener claro para qué estamos ahorrando y su horizonte temporal.