prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Resultados de Repsol

El beneficio neto ajustado fue de 1.720 millones de euros en los primeros nueve meses del año

La compañía alcanzó un beneficio neto de 2.171 millones de euros en los tres primeros trimestres de 2018, un 37% más que en el mismo período del ejercicio anterior. Se trata del mayor margen obtenido por Repsol durante esos meses en los últimos diez años.

  • El EBITDA ascendió hasta los 5.833 millones de euros, un 24% más que en el mismo periodo de 2017

  • El arranque de proyectos en Trinidad y Tobago, Reino Unido, Argelia, Perú y Malasia contribuyó al incremento del 4% de la producción de hidrocarburos

  • En este periodo Repsol redujo su deuda neta un 63% respecto al cierre de 2017
     

El beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios, aumentó un 11%, hasta alcanzar los 1.720 millones de euros, frente a los 1.543 millones que se registraron entre enero y septiembre de 2017. Por otra parte, el EBITDA fue de 5.833 millones de euros, lo que supone un incremento del 24% respecto al mismo periodo de 2017.

El modelo de negocio integrado de Repsol siguió demostrando su flexibilidad y fortaleza y contribuyó –junto con las medidas de eficiencia y creación de valor implantadas– a conseguir el mejor resultado obtenido por la compañía al final del tercer trimestre de los últimos diez años. Todo ello, en un periodo marcado por los mayores precios del crudo y un descenso de la cotización del gas.

Los datos avalan la solidez del modelo de negocio integrado de repsol  

El área de Upstream (Exploración y Producción) mantuvo el comportamiento positivo, con un resultado de 1.015 millones de euros –el doble del obtenido entre enero y septiembre de 2017– debido a la implantación de un plan de sinergias y eficiencias, a los mayores volúmenes de producción y al repunte de los precios internacionales del crudo y el gas. Repsol aumentó su producción de hidrocarburos un 4% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta situarla en una media de 713.000 barriles equivalentes de petróleo al día. Este crecimiento fue posible gracias a la puesta en marcha de proyectos orgánicos en Trinidad y Tobago, Reino Unido, Argelia, Perú y Malasia, así como a la mayor aportación de Libia y Noruega. 

En el negocio de Downstream (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP, Gas & Power) el resultado neto ajustado alcanzó los 1.098 millones de euros durante los tres primeros trimestres de 2018, con mejoras destacables en las divisiones de Gas & Power, Marketing y GLP. Con la operación de Bardahl en México, Repsol avanzó con el plan de internacionalización de lubricantes.

La compañía redujo su deuda neta un 63% respecto al cierre del ejercicio 2017, hasta situarse en 2.304 millones de euros. En cuanto a la liquidez, a finales de septiembre de 2018 ascendía a 9.300 millones de euros aproximadamente.

Con la adquisición de activos de Viesgo y de Valdesolar, Repsol alcanza más del 70% de su objetivo de capacidad de generación baja en emisiones, fijado en 4.500 MW para 2025. La compra de los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora aportará a Repsol 750.000 clientes y le permitirá elevar su capacidad total de generación instalada hasta los 2.950 MW.

Resultados
1 La compañía desarrolla una parte relevante de sus actividades a través de participaciones en negocios conjuntos. En este sentido, para la toma de decisiones de gestión sobre la asignación de recursos y evaluación del rendimiento, se consideran las magnitudes operativas y económicas de los negocios conjuntos bajo la misma perspectiva y con el mismo nivel de detalle que las de las sociedades consolidadas por integración global. Por esta razón, todas las cifras relativas a los segmentos incluyen, de acuerdo con su porcentaje de participación, las magnitudes correspondientes a los negocios conjuntos u otras sociedades gestionadas operativamente como tales. El Grupo Repsol decidió, en el ejercicio 2014, atendiendo a la realidad de los negocios y a la mejor comparabilidad con las compañías del sector, expresar como medida del resultado de cada segmento el resultado recurrente a coste de reposición (CCS) neto de impuestos de operaciones continuadas (resultado neto ajustado), cifra que excluye tanto los resultados no recurrentes como el efecto inventario.