prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

La sostenibilidad cuenta cada vez más

El 5º Sustainability Day organizado por Repsol en Londres y liderado por su CEO, Josu Jon Imaz, ratificó el creciente interés de los inversores por los activos gestionados bajo criterios de respeto al medio ambiente, la sociedad y la gobernanza.

Más de 40 especialistas, entre los que se encontraban inversores socialmente responsables, expertos y consultores en cambio climático y temas de sostenibilidad, así como analistas puramente financieros, participaron en la quinta edición del Sustainability Day de Repsol, que se celebró el pasado 5 de noviembre en Londres.
Este evento, dedicado a comunicar las buenas prácticas de la compañía en materia de sostenibilidad, estuvo dirigido por tercer año consecutivo por su CEO, Josu Jon Imaz, mientras que por primera vez asistían el Director General de Desarrollo Tecnológico, Recursos y Sostenibilidad, Luis Cabra, y el nuevo CFO, Antonio Lorenzo. La presencia de la más alta cúpula financiera y de sostenibilidad de Repsol es una muestra más del sólido compromiso de la compañía en la integración de la sostenibilidad en su estrategia. 

Presentación de los avances 

Durante la jornada, los participantes tuvieron la oportunidad de interaccionar con los directivos de la compañía y ponerse al día de los avances de Repsol hacia la transición energética. 

Además, se informaron al detalle acerca de la reciente adquisición de los activos no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y la comercializadora, la excelencia en la ejecución ambiental y social en el proyecto Reggane (Argelia) y la estrategia de seguridad y medio ambiente hasta 2025.

Más del 50% de la audiencia la formaban analistas financieros, un claro indicador de que los criterios de sostenibilidad ESG (Environmental Social Governance), por sus siglas en inglés; están siendo considerados en la toma de decisión de carteras financieras. 

Luis Cabra, y  el resto de directivos de la compañía.

Luis Cabra, y  el resto de directivos de la compañía.

Viesgo, Reggane y seguridad

En la primera sesión de la jornada se presentó la compra de Viesgo como una pieza clave en la ambición de Repsol de trasformase en una compañía multi energética, capaz de proveer a todos sus clientes de cualquier tipo de energía.

La segunda sesión abordó la excelencia en la ejecución del proyecto de Reggane, en el desierto de Argelia, a pesar de su dificultad desde el punto de vista logístico en un entorno totalmente hostil.

Repsol tiene como reto reducir sus emisiones de de co2 en 3 Millones de toneladas hasta 2025

La última presentación del día estuvo centrada en la explicación  de los aspectos más importantes que la compañía va a desarrollar en materia de seguridad y medio ambiente entre los años 2018- 2025. 

Repsol anunció, entre otras medidas, un nuevo plan de eficiencia energética para el periodo 2018- 2025, que tiene como objetivo la reducción de 3 M toneladas de CO2. La compañía se ha comprometido, así mismo, a lograr una reducción del 25% de sus emisiones de metano en el año 2025, y del 50% de sus emisiones rutinarias de gas antorcha. 

Un roadshow en Londres y París

Tras la celebración del Sustainability Day, Josu Jon Imaz lideró un roadshow para visitar a los inversores socialmente responsables más importantes de Londres y París. 
   
El equipo visitó un total de 27 instituciones, representativas de un 26% del accionariado institucional de Repsol.

Ramón Álvarez-Pedrosa, Director de Relación con Inversores: “Crece el interés por la sostenibilidad en la comunidad financiera”

Ramón Álvarez¿Cuál es el objetivo de organizar anualmente el Sustainability Day?
Contar las buenas prácticas en materia de sostenibilidad llevadas a cabo por la compañía a la comunidad inversora socialmente responsable. Ya hace unos años detectamos la figura de este tipo de inversores, cuyo criterio clave en la toma de decisiones de inversión es el desempeño de cada compañía en materia de medioambiente, gobernanza y asuntos sociales. Así que en 2013 se creó un equipo dentro de Relación con Inversores especializado en dialogar con esta comunidad y en 2014 se decidió organizar un evento específico anual. 

¿Cómo ha evolucionado este evento en sus cinco ediciones ya realizadas?
Cada año crece la participación, en línea con el aumento del interés por los aspectos de sostenibilidad por parte de la comunidad inversora y financiera. En la edición 2018 asistieron alrededor de 40 especialistas, un 20% más que en 2017 y un 150% más que en 2014. Nos ha sorprendido que este año cerca de la mitad de la audiencia eran analistas financieros, cuando en anteriores ediciones la mayoría estaban puramente orientados a la sostenibilidad. 

¿Cómo afecta a los accionistas el despliegue de planes de sostenibilidad?
Siempre de manera positiva. Según nuestro CEO, Josu Jon Imaz, “ser sostenibles es la mejor manera de ser rentables”. La compañía es consciente de su compromiso con el cambio climático y los cambios que en este sentido se están produciendo en la sociedad, y no puede ser ajena a ello. Repsol conoce también muy bien el perfil de sus inversores, y respetará siempre la obtención de una tasa de retorno de alrededor del 12% en sus decisiones de inversión.

¿De qué modo el Bono Verde de Repsol contribuye a la sostenibilidad?
Repsol fue la primera compañía del sector Oil&Gas en lanzar el Bono Verde (Green Bond), un producto de financiación sostenible que cumple con los principios de ICMA (International Capital Market Association). En mayo de 2017 se emitieron 500 millones de euros en un periodo de 5 años, para financiar proyectos de eficiencia energética que tienen como objetivo la reducción de 1,2 millones de toneladas de CO2.

¿Qué implica para la compañía el reto de reducir las emisiones de CO2?
Supone muchísima innovación, porque cuanto más CO2 quieres reducir, has de disponer de mayores inversiones en tecnología. Y esta ha de ser cada vez más avanzada para resultar más eficiente. Las palancas de las que disponemos, en el corto plazo, son nuestros programas de eficiencia energética, el uso de biocombustibles en nuestras gasolinas para hacerlas más eficientes, y la inversión  en negocios de bajo impacto en carbono. A largo plazo, estamos estudiando otras palancas como captura y almacenamiento de carbono, o incluso sumideros o depósitos naturales de captura de CO2, como la reforestación, para lograr nuestro compromiso con el acuerdo de París.