prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

Las unidades de producción de bajo azufre en Perú se ponen en marcha

El Rey de España, Felipe VI, el Presidente de Perú, Martín Vizcarra, y el Presidente de Repsol, Antonio Brufau, inauguraron las innovadoras instalaciones de La Pampilla.

Su Majestad el Rey Felipe VI junto a Martín Vizcarra, Presidente de Perú, y Antonio Brufau, Presidente de Repsol, posando para la cámara en la inauguración de las Unidades de Producción de Combustibles de Bajo Azufre en la Refinería de La Pampilla (Perú).
Su Majestad el Rey Felipe VI junto a Martín Vizcarra, Presidente de Perú, y Antonio Brufau, Presidente de Repsol, posando para la cámara en la inauguración de las Unidades de Producción de Combustibles de Bajo Azufre en la Refinería de La Pampilla (Perú).

Repsol ha culminado su proceso inversor de 741 millones de dólares en la refinería La Pampilla (la mayor de Perú, con el 54% de la capacidad de destilación del país) gracias a la puesta en marcha de las nuevas unidades de desulfuración de gasolina. 

Estas instalaciones punteras permitirán la producción local de la totalidad de combustibles líquidos (gasolinas y diésel) con bajo contenido en azufre (menos de 50 partes por millón), lo que contribuirá a ser más responsables medioambientalmente.

Perú



El acto de inauguración de las nuevas áreas de producción de La Pampilla -situada en la costa central de Perú y en funcionamiento desde hace 51 años- tuvo lugar el pasado noviembre, con la participación del Rey Felipe VI, el Presidente Constitucional de la República Peruana, Martín Vizcarra, 
y el Presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Las máximas autoridades de España y Perú descubrieron una placa conmemorativa de la ampliación de la refinería, una muestra del compromiso de la compañía por producir combustibles más respetuosos con el medio ambiente.

Repsol es pionera en la producción local de gasolinas con bajo contenido en azufre 

Además de reducir las emisiones de dióxido de azufre significativamente, las nuevas gasolinas producidas en La Pampilla contienen importantes mejoras de calidad en su composición. Así, presentan prestaciones acordes a las especificaciones técnicas de los vehículos modernos, que buscan mayor eficiencia y están provistos de sistemas de control de emisiones gaseosas.

La construcción de las nuevas instalaciones se llevó a cabo aplicando los más altos estándares en seguridad y gestión ambiental, valores fundamentales para Repsol. Para su ejecución, se requirieron cerca de 11 millones de horas de trabajo, empleando a más de 2.500 personas.

El Rey Felipe VI, el Presidente de Perú, Martín Vizcarra, el Presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el Ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, en un momento de la inauguración.
El Rey Felipe VI, el Presidente de Perú, Martín Vizcarra, el Presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el Ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, en un momento de la inauguración. 

En 2016 ya se completó la primera etapa de la ampliación de La Pampilla, con la puesta en funcionamiento de las unidades de desulfuración de diésel. 

La refinería, reconocida por la eficiencia de sus procesos y la seguridad de sus instalaciones, se inauguró en 1967. Repsol se hizo cargo de la gestión en 1996, introduciendo constantes mejoras para actualizarla, con inversiones que superan los 1.000 millones de dólares. 

Repsol reafirma su compromiso por la sostenibilidad y la calidad

El funcionamiento efectivo de la totalidad de las unidades de producción de combustibles de bajo azufre en la refinería de La Pampilla (Perú) responde al firme compromiso de Repsol de facilitar el acceso a una energía más limpia, con producción local de combustibles de calidad y ambientalmente responsables. Se trata de un tipo de iniciativa sostenible del que la compañía es pionera.