Los árboles, un aliado natural contra el cambio climático

Tiempo lectura: min

Repsol

En España, la estrategia de descarbonización contempla reducir las emisiones de forma muy relevante en 2050. En este camino, las tecnologías de captura de carbono van a jugar un papel muy importante. Hoy en día, destaca el potencial de las llamadas soluciones climáticas naturales, mecanismos de la naturaleza que son capaces de absorber el carbono de la atmósfera y almacenarlo. Dentro de estas soluciones climáticas naturales, despunta la reforestación y gestión forestal, una alternativa para compensar las emisiones de CO2 que es eficiente, competitiva y que genera un triple impacto positivo sobre el medioambiente, la sociedad y la economía.   

Los árboles, a través de la fotosíntesis, absorben CO2 y lo fijan en sus tejidos, convirtiéndose en un aliado natural contra el cambio climático. Por ello, cada vez cobra más importancia la recuperación y protección de los espacios naturales, sumando el compromiso de entidades tanto públicas, como privadas, con el objetivo de avanzar hacia una transición energética que sea justa e inclusiva.  

Repsol Sobre todo ello se ha reflexionado en tres encuentros organizados por Fundación Repsol en colaboración con Fundación Alternativas, en el marco de la comunidad digital Open Room. Son tres webinars que se pueden ver online bajo estos títulos: Objetivo emisiones netas 0: El papel de la reforestación, El nuevo paradigma de la reforestación: Recuperación de servicios ecosistémicos y El papel del capital natural en la transición justa y el reto demográfico. En estas jornadas, representantes institucionales, expertos de la universidad, la empresa y de distintas organizaciones de defensa de la naturaleza y el territorio han debatido sobre esta oportunidad única para España, que cuenta con un gran potencial natural para convertirse en un sumidero de carbono referente en Europa. El objetivo es reforzar el papel de los bosques, apostando por un modelo que incremente la superficie arbolada por medio de la reforestación y que ponga en valor su gestión en el marco del Plan de Recuperación y Resiliencia español auspiciado por la UE.  

"Las soluciones basadas en la naturaleza pueden representar en su conjunto hasta cerca de un 37% de las reducciones de CO2 necesarias" 

 

Mariano Marzo, director de la Cátedra de Transición Energética Fundación Repsol en la Universidad de Barcelona, ha destacado en estos webinars que “las soluciones basadas en la naturaleza pueden representar en su conjunto hasta cerca de un 37% de las reducciones necesarias para que en 2030 el mundo alcance un crecimiento de la temperatura media inferior a los 2 grados”. Una previsión esperanzadora que, para desarrollarse, debe implicar a todos los agentes. En el caso de las reforestaciones, como subraya Olga González, gerente de la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León: “Es necesario escuchar al territorio e invertir en el monte para mejorar e incrementar el potencial como sumidero de carbono". Y Ana María Rabadán, de la Federación de Mujeres Rurales, recordaba los peligros de la España vacía y la importancia de una gestión forestal inclusiva. 

Y es que la reforestación profesional y planificada no solo representa importantes beneficios medioambientales, sino que tiene un efecto transformador sobre la economía y el empleo en el ámbito rural. Las plantaciones se desarrollan en áreas afectadas normalmente por la despoblación, y estas actuaciones generan empleo y actividad para las empresas locales.  

 

Uno de los proyectos de reforestación más ambiciosos en España y con una mayor proyección de futuro es Motor Verde, iniciativa de Fundación Repsol junto a su empresa participada Sylvestris. Se quiere alcanzar la reforestación de 70.000 hectáreas de tierras quemadas o baldías, para compensar 16 millones de toneladas de CO2. Como señalaba Mar de Andrés, directora de Voluntariado y Social en Fundación Repsol, el proyecto tiene un impacto medioambiental pero también “tiene un impacto económico, en el sentido de la oportunidad que genera toda la actuación para el tejido empresarial de la zona, y un impacto social, porque impulsamos la formación especializada en el sector forestal y creamos empleo de calidad e inclusivo en los entornos en los que trabajamos”. 

Capital Natural

 

Reforestar, en cifras

Con el proyecto Motor Verde, Fundación Repsol, junto a su participada Grupo Sylvestris, aspira a reforestar 70.000 hectáreas de tierras quemadas o baldías en España para impulsar la compensación de 16 millones de toneladas de CO2, creando miles de oportunidades de empleo local e inclusivo en el entorno rural.