Glosario de las tecnologías ligadas a la digitalización

Llevamos años escuchando frecuentemente conceptos como Internet de las Cosas o Inteligencia Artificial y sabemos que estas herramientas digitales ya están cambiando nuestras vidas. Sin embargo, a menudo no somos capaces de entender exactamente en qué consisten y cuáles son sus aplicaciones principales. Por ello, te explicamos lo más básico que debes saber sobre cinco de las tecnologías que más suenan.

5G: es la quinta generación de las tecnologías de comunicación inalámbrica, el Internet que utilizan dispositivos como el teléfono móvil para permitir conectarte a la red en cualquier sitio, aunque mucho más rápido (la velocidad se multiplicará entre 10 y 20 respecto a las actuales conexiones móviles). De hecho, es una evolución del 4G aún predominante. Además, multiplicará el número de dispositivos conectados: vehículos, robots industriales o cualquier electrodoméstico, desde la lavadora hasta la caldera, para poder programar su uso cuando nos interese más.


Internet de las Cosas o IOT (siglas en inglés de Internet of Things): es una red de objetos físicos de la vida cotidiana interconectados mediante sensores, programario y otras tecnologías para intercambiar datos con otros dispositivos y sistemas a través de Internet. Cualquier cosa que se pueda imaginar podría ser conectada a la red e interaccionar sin necesidad de la intervención humana. En otras palabras: se trata de la conexión del mundo digital con el mundo real, en el que un estilo de vida completamente conectada se va imponiendo y en el que se dota a los objetos físicos de personalidad en la red.


IA: Siglas de Inteligencia Artificial (en inglés, AI, de Artificial Intelligence). Es un software capaz de entender de forma autónoma el comportamiento humano y tomar decisiones en consecuencia. Consiste en una combinación de algoritmos que utilizan como paradigma la inteligencia humana, aprenden de sistemas y buscan el óptimo, que sea capaz de resolver problemas cotidianos por sí mismo. Cuando se implementa la inteligencia artificial en la digitalización empresarial, entre otras muchas ventajas, se reducen drásticamente los tiempos necesarios para analizar la información.


Big Data: Tantos sensores conectados a las redes generan enormes volúmenes de datos (Big Data), que hay que transferir, almacenar y procesar (Business Intelligence) para producir información útil para tomar decisiones y pasar a la acción. Por ello, los algoritmos son una pieza muy relevante, y las matemáticas jugarán un gran papel. Nos adentramos en una cultura de la información, en la que los datos serán el petróleo del futuro.


Blockchain: literalmente significa cadena de bloques, y también se conoce como BC. Se trata de una base de datos distribuida y segura (gracias al cifrado) que se puede aplicar a todo tipo de transacciones -no necesariamente económicas- en la que se elimina a los intermediarios, descentralizando toda la gestión. Los registros (bloques) están enlazados y cifrados para proteger la seguridad y privacidad de las transacciones.