prueba

Poll Question

prueba de encuestas

Esto es una prueba

Poll Question

REAS. Un equipo, mil destinos

Repsol es una compañía cada vez más internacional, que apuesta por la diversidad y que explora y produce hidrocarburos en cinco continentes. El éxito de su crecimiento descansa en el talento de su gente. Atraer y fidelizar ese talento supone crear un equipo de trabajo sin fronteras y movilidad permanente. Ellos llevan los colores de Repsol por el mundo.

 

La selva remota, el desierto lejano y con un clima extremo, un océano cada vez más profundo, el hielo ártico… la unidad de Exploración de Repsol trabaja en la búsqueda de hidrocarburos en lugares cada vez más complejos, a fin de asegurar las reservas de petróleo y gas de la compañía en el futuro. En su camino, van superando fronteras tecnológicas que antes parecían inexpugnables. Esto solo es posible mediante la innovación y un equipo de trabajo cada vez más técnico y experto.

Para atraer y fidelizar ese talento nació Repsol Exploration Advanced Services AG (REAS), una sociedad creada con un objetivo claro: contratar profesionales de cualquier nacionalidad u origen, expertos internacionales en el mundo del gas y el petróleo y con plena disposición para moverse de un lugar a otro, allí donde estemos presentes.

Por analogía, a ese grupo de profesionales contratados, cada vez más grande dentro del equipo Repsol, también se les llama REAS. Lo que distingue al colectivo REAS es su asignación internacional permanente, es decir, no retornan a su origen para continuar allí su trayectoria profesional como suele suceder con el resto de personas en asignación internacional de Repsol. Hoy, de las 700 personas que conforman ese colectivo en asignación internacional, más del 20% son REAS. Un equipo de personas de 20 nacionalidades de países tan dispares como Indonesia, Venezuela o Irán. Y con disponibilidad plena que, hasta el momento, les ha llevado a proyectos de Repsol en Namibia, Canadá, Angola, Ecuador, Irak… así hasta 22 destinos en todo el mundo.

Hemos querido conocer cómo viven y trabajan nuestros compañeros REAS. No creáis que es tarea fácil. Ellos tienen el mundo por oficina.

EL COLECTIVO REAS ESTÁ FORMADO POR PROFESIONALES CON MOVILIDAD INTERNACIONAL PLENA EXPERTOS EN EL MUNDO DEL GAS Y DEL PETRÓLEO

En la Torre de Babel

Uno se siente como en el patio de la Torre de Babel cuando habla con los REAS. No solo por la diversidad de idiomas, sino más bien por el bagaje de conocimientos, experiencias y anécdotas que te cuentan de sus diferentes destinos.

Un dato basta para que lo entendamos: entre estos cuatro compañeros de Repsol suman 20 países donde han trabajado, desde las aguas profundas de Brasil hasta el pequeño gigante asiático de Singapur, pasando por el desierto de Libia o los fiordos noruegos.

Una compañía global

“Repsol ha cambiado mucho en los últimos años. Somos una compañía que quiere crecer en Exploración y Producción (E&P) y con proyección internacional. Ya no nos centramos únicamente en Latinoamérica, hemos ampliado nuestro vector de crecimiento a Rusia, Asia y Norteamérica, lo que implica que Repsol se ha convertido en una empresa internacional en muchos aspectos, empezando por el idioma y por la cantidad de expatriados, que ha aumentado sensiblemente”, explica Conrado Byttebier.

Y sabe de lo que habla. Su amplia carrera profesional le ha llevado a países tan distintos como Argentina, Emiratos Árabes Unidos, Singapur o Venezuela.

Hoy Conrado es Director del Proyecto Carabobo en este último país latinoamericano: “Mi función consiste en ejercer la influencia necesaria para que el proyecto mantenga el rumbo y los objetivos definidos en el plan de desarrollo, coordinarme con el personal de Repsol asignado al proyecto y con los socios internacionales”.

Ese trabajo tiene retos de todo tipo: técnicos, financieros, de recursos y de interrelación con los socios: “Pero tenemos un equipo de profesionales excelente, lo que nos da muchas satisfacciones”, dice Conrado. Satisfacciones que también le brinda Venezuela: “El venezolano es muy amable y siempre dispuesto a tenderte una mano. Sumado a eso, en las costas del Caribe hay islas paradisíacas, muy cerca, donde puedes hacer buceo. O, si lo prefieres, disfrutar de los paisajes de la Gran Sabana, el Salto Ángel, el archipiélago Los Roques…”.

EL MODELO REAS

  • Es un modelo dinámico, en continua evolución. Se crea en 2007 para llevar a cabo una gestión y administración centralizada de los empleados internacionales de Repsol, optimizando los beneficios y planes de pensión de este colectivo y mejorando la rapidez en las asignaciones internacionales.
  • Su misión: proveer de un servicio excelente a Exploración en los distintos países donde son requeridos y a los clientes finales, que no son otros que los profesionales del colectivo internacional REAS.
  • En estos años se ha ido incrementando el número de nuevas contrataciones y reasignaciones, hasta contar con 160 profesionales REAS en 22 países de más de 20 nacionalidades.
  • La filosofía del modelo se ha ido adaptando a nuevas realidades, ampliando el colectivo REAS a distintas nacionalidades, áreas de la compañía y con contrataciones de profesionales jóvenes, que son claves para la organización.

Un equipo fraternal

En muchos casos, ese equipo de profesionales del que nos habla Conrado cuenta con un buen refuerzo. “El éxito de la movilidad permanente viene acompañado del apoyo de mi familia. Ellos también tienen que adaptarse en cada destino, hacer nuevos amigos, empezar en un nuevo colegio, amueblar una casa distinta… Con mi familia es un trabajo de equipo y tengo mucha suerte de que me acompañen a cada país”, comenta Jorge Barrón, Gerente de Perforación offshore (en el mar).

Jorge ha contado con ese apoyo en destinos como Reino Unido, Brasil, Bolivia, Estados Unidos, Argentina, Cuba o España. Hoy, dice, tiene la “suerte” de formar parte del primer grupo de empleados desplazados en Angola: “Al ser los primeros, iremos formando nuestra curva de aprendizaje”. Sobre su nuevo destino nos cuenta: “Hay mucha expectativa para los pozos exploratorios, y el equipo Repsol en Angola está muy comprometido en realizar un sondeo exitoso, seguro y dentro del presupuesto”.

4 fotos pag 16
De izquierda a derecha y de arriba abajo: Jorge Barrón, Gerente de Perforación offshore (en el mar). En el centro, Conrado Byttebier, Director del Proyecto Carabobo, en Venezuela. Isabel Ruiz e Inés Prieto (sociedad REAS, en Suiza). Sara Martínez (Geóloga), Luis Muñoz (Ingeniero de Perforación del equipo REAS), Mariana Cezario (Geóloga) y Terry Devine (Supervisor de Perforación) en el Kurdistán.

Vivir en Luanda puede tener sus complicaciones. Se trata de una de las ciudades más caras del mundo para un expatriado, donde el tráfico se transforma en todo un reto que hace que cualquier desplazamiento en vehículo pueda suponer varias horas, y hay que prevenir enfermedades como la malaria, el cólera y la fiebre amarilla. “A pesar de ello, cada uno de los países es especial; la cultura y la gente de cada país dejan una huella importante en tu carrera profesional y experiencia en la vida, y al desplazarse a un nuevo destino uno lleva las experiencias acumuladas de un país al otro, con lo cual te da otra herramienta y visión para la nueva situación”.

Planta de gas, TFTin Fouye Tabankort“Uno se va volviendo un ciudadano del mundo globalizado”, sintetiza Jorge. Y en Angola lo dejamos, seguros de que en unos años le pasará lo mismo que en destinos anteriores: “Muchas veces lo triste es cuando te has adaptado al destino y ya es hora de ir a la siguiente asignación”.

EL ÉXITO DE LA MOVILIDAD PERMANENTE VIENE ACOMPAÑADO, EN MUCHOS CASOS, DEL APOYO DE LAS FAMILIAS

La seguridad, una prioridad

¿Qué es lo que más os atrae de trabajar en Repsol? Sandrya Laksana resume muy bien muchas de las ventajas que otros compañeros REAS nos han comentado: “El desarrollo de la carrera profesional, la oportunidad de dirigir un equipo, la cultura de gestión abierta, un sistema menos jerarquizado, la confianza, la cultura de igualdad hacia las diferentes culturas, un salario competitivo en el entorno internacional, etc.”.

Sandrya es Jefe de Equipo de Geología y Geofísica, supervisora en Akakus Oil Operations (AOO), en Trípoli (Libia). Al frente de un equipo de G&G (geólogos y geofísicos), se encarga de elaborar estudios y asegurar que la operación sea exitosa desde el punto de vista geológico, así como planificar la perforación de pozos, coordinar a los profesionales a su cargo y sus funciones, diseñar programas de formación y promover su desarrollo profesional.

Su trabajo la ha llevado a vivir y trabajar en muchos lugares: Indonesia, Francia, Nigeria, Argelia, España y, ahora, Libia. “En todos ellos los aspectos culturales han tenido una gran influencia en el ambiente de trabajo”, asegura. Hay destinos donde  la vida es más difícil que en otros. “A este respecto, Repsol considera la seguridad como la mayor prioridad que debe seguirse siempre”, afirma.

Para Sandrya, al igual que para sus compañeros, el sacrificio viene de estar lejos de parte de los suyos y perderse trocitos de sus vidas. “Estar lejos de la familia es uno de los mayores retos a los que hacer frente”, nos cuenta. Con todo, la balanza resulta positiva y el deseo de todos ellos está latente: “Que todavía nos queden otros países a los que ir”.

Trinidad y Tobago 2 fotos
Plataforma en Trinidad y Tobago.

Cada destino, un desafío

“Poder tener un trabajo retador e internacional. Me encanta conocer nuevas culturas y practicar idiomas, es la mejor parte del REAS; nunca dejas de aprender”, asegura Luis Muñoz. Y de ese aprendizaje en su carrera profesional como ingeniero en perforación se queda con experiencias de contraste: “El impresionante desierto de Argelia, la seriedad en la forma de trabajar y lo estrictos que son en temas tan importantes como el medio ambiente y la seguridad en Noruega”. Y, por supuesto, siempre una coincidencia: una gran camaradería.
Cada destino es un nuevo desafío, lleno de retos, donde la maleta más pesada es la del bagaje de conocimientos y experiencia. Todas ellas regadas con curiosidades y anécdotas. Por ejemplo, Luis no olvida su primera rotación como ingeniero de pozo en la plataforma semisumergible Noble Homer Ferrington, en Marruecos. “Era la primera vez que volvía a casa y estaba exhausto después de cuatro semanas sin parar. El helicóptero sufrió una avería y no pudo despegar. ¡No me lo podía creer! Al final, los compañeros del siguiente turno llegaron más tarde en un barco de apoyo y pude bajar a ese mismo barco en una cesta”, detalla Luis.

 MG 9420

Desde el primer día

Para gestionar la contratación, los beneficios y coordinar las asignaciones internacionales en los diferentes destinos nació la sociedad suiza Repsol Exploration Advanced Services AG (REAS). “La formamos cuatro compañeras que trabajamos con un gran apoyo y soporte por parte de nuestra Dirección en España, nuestros compañeros de Asignación y Contratación Internacional y los responsables de Personas y Organización en países. Estos últimos son nuestros ‘brazos’ en los países donde está asignado el colectivo internacional REAS. Todos funcionamos como un único equipo”, nos explica Inés Prieto de la Torre, Gerente de REAS.

Ellas se encargan de escuchar y atender lo que cada persona necesita. Por ejemplo, gestionan los beneficios de los empleados REAS, como los seguros médicos y de vida, entre otros. Por supuesto, ofrecer un paquete salarial competitivo y referenciado al mercado internacional de Exploración y Producción (Oil & Gas) es muy importante, pero también buscar fórmulas y estar al día sobre cómo optimizar los beneficios que Repsol ofrece a su colectivo REAS, para que todo sea lo más sencillo para ellos en cada destino.

EN LA ACTUALIDAD, REPSOL CUENTA CON ALREDEDOR DE 160 PROFESIONALES REAS DE MÁS DE 20 NACIONALIDADES Y PRESENTES EN 22 PAÍSES

Estas cuatro mujeres aúnan culturas tan diferentes como la argentina, la suiza y la española. Un bagaje que, sin duda, les ayuda en su trato con personas de todo el mundo. “El contacto con otras culturas te hace ser más sensible a la hora de comprender las diferencias que pueden existir en la forma de entender o mirar algo”, cuenta Isabel Ruiz de Castañeda Fleischmann, Coordinadora de Contratación Internacional de REAS. “Son procesos que duran meses; cambiar de país, a veces incluso de cultura, no es fácil. Para ellos, somos las personas que los acompañamos desde el primer día”, añade Isabel.

Por ello, el equipo que trabaja en Suiza vive como suyos los logros del colectivo REAS. “Cuando se abre una nueva oficina de exploración o se empieza a operar en una localización compleja, se cuenta con los profesionales REAS por su disposición a la movilidad y su valiosa experiencia técnica y de gestión. El buen funcionamiento de las oficinas del Kurdistán o de Angola, compuestas en su mayoría por REAS, es un buen ejemplo de ello”, cuentan con orgullo. La suma de unos y otros da como resultado REAS.

Planta de gas Argelia3
Dos empleados en la planta de gas en Argelia.