Bilbao acogerá dos proyectos pioneros a nivel mundial en producción de combustibles de bajas emisiones

Repsol construirá en la capital de Vizcaya un centro de referencia mundial en la producción de combustibles sintéticos cero emisiones netas a partir de CO2 e hidrógeno renovable. El CO2 será capturado en la cercana refinería de Petronor, la única de la Península Ibérica y una de las pocas de Europa que ha integrado procesos de captura y uso del CO2.

Con una producción inicial de 50 barriles al día, escalable en función de los resultados, la planta de Bilbao será una referencia tecnológica mundial en el desarrollo de un tipo de combustibles que va a jugar un papel creciente en la movilidad. Los combustibles sintéticos (e-fuels) podrán utilizarse en motores de combustión como los que se instalan actualmente en los automóviles en España y en todo el mundo, y también en aviones, camiones y en otras aplicaciones.

Esta instalación cuenta con una inversión inicial de cerca de 60 millones de euros y se estima que estará plenamente operativa en 2024. Los socios de Repsol son Petronor, uno de los principales centros industriales de España, y el Ente Vasco de la Energía (EVE), referente público en transición energética.

Combustibles sintéticos

Biogás para aprovechar los residuos

En el ámbito de los ecocombustibles gaseosos, el puerto de Bilbao acogerá también una planta de generación de biogás a partir de residuos urbanos, que se empleará para reemplazar parte del consumo de combustibles tradicionales que alimentan la producción de la refinería de Petronor. 

Con una inversión de 20 millones de euros y una capacidad inicial para procesar 10.000 toneladas de residuos urbanos al año, en fases posteriores podría alcanzar las 100.000 toneladas anuales, el equivalente a todos los desechos de este tipo generados en su entorno. 

Planta de pirólisis