Junta General de Accionistas 2021

El Presidente de Repsol, Antonio Brufau, defendió en la Junta General de Accionistas la necesidad de combinar políticas públicas e iniciativa privada para recuperar la senda de la prosperidad. Además, anunció que la compañía cuenta con 30 proyectos candidatos a los Fondos Europeos Next Generation, con una inversión total asociada de 5.959 millones de euros. 

Ante el desafío mundial que suponen el cambio climático y las consecuencias de la crisis del covid-19, Antonio Brufau argumentó que la industria y la apuesta por todas las tecnologías son palancas claves, y señaló la obligación de actuar con decisión, implicando a múltiples actores y soluciones.

Según el Presidente de Repsol, la industria “genera empleo estable y de calidad con la característica adicional de que también crea riqueza en el territorio en el que se implanta. Si España tuviera un mayor porcentaje de su PIB en actividades industriales, habríamos resistido mejor la crisis”. Para Brufau, “de esta crisis tenemos que salir con más industria, y no con menos, con más empleo de calidad, y no con más precariedad, capturando todas las oportunidades de los Fondos Europeos Next Generation, que están basadas en proyectos viables y de ejecución asegurada”.

En este sentido, Brufau anunció que Repsol ha presentado su candidatura a las convocatorias del gobierno con un portafolio de 30 proyectos, con una inversión total asociada de 5.959 millones de euros, “que combinan tecnología, descarbonización y economía circular, creación de empleo de calidad y equilibrio territorial”. En concreto, son ocho proyectos de hidrógeno renovable, nueve de economía circular, cuatro de generación renovable y almacenamiento, ocho de energía distribuida y movilidad eléctrica, y uno que aborda la infraestructura de transformación digital.

Soluciones tecnológicas más eficientes 

En palabras de Antonio Brufau, la industria juega también un papel decisivo para lograr un futuro con menos emisiones, para lo que “es crítico que Europa y España creen un marco regulatorio equilibrado para hacer posible la descarbonización con el concurso de todos. Pero, para ello, hay que creer y apostar por la industria europea como generadora de riqueza para todos”. 

En cuanto a la tecnología, una de las principales impulsoras del Plan Estratégico que Repsol ha puesto en marcha para el periodo 2021-2025, Brufau reclamó que desde las instituciones se permita “acudir a las soluciones más eficientes desde un principio de neutralidad tecnológica”, teniendo en cuenta aquellas “más adecuadas y eficientes en términos de coste para reducir las emisiones”.

JGA 2021

Para el Presidente de Repsol, la electrificación y las renovables se perfilan como grandes protagonistas del futuro “y ahí vamos a estar nosotros, con 15 GW de potencia instalada en 2030”, pero también serán imprescindibles los biocombustibles, los combustibles sintéticos, el hidrógeno y la captura y almacenamiento de CO2, tal y como establecen las instituciones internacionales de referencia. 

Estas organizaciones consideran que los combustibles líquidos también son necesarios para descarbonizar sectores donde la electrificación no es posible, por lo que “Repsol asume plenamente la necesidad de evolucionar hacia combustibles cuyo ciclo de vida tenga emisiones netas nulas de CO2”, explicó Antonio Brufau, quien añadió que “ello da sentido a la transformación de nuestros complejos industriales, para que se conviertan en centros de economía circular y continúen creando y manteniendo empleos de calidad con un efecto de equilibrio territorial”. 

El compromiso de la compañía con la sociedad

Josu Jon Imaz desgranó ante los accionistas las principales características de la hoja de ruta de Repsol para el periodo 2021-2025, “un hito crucial en la transformación que comenzamos hace unos años”, que permitirá acelerar en la transición energética con rentabilidad y maximizando el valor. “El Plan nos permite convertirnos en una empresa más fuerte, más rentable y competitiva”, afirmó. 

El Consejero Delegado incidió en la estrategia que los negocios seguirán en los próximos años, con un Upstream enfocado en áreas clave, que reducirá sus emisiones en un 75% y pondrá énfasis en su flexibilidad, eficiencia y nivel tecnológico para generar caja positiva; un área Industrial cuyo objetivo principal es incrementar la rentabilidad a través de la transformación de sus plataformas de negocio hacia la descarbonización y la economía circular; un área de Cliente que profundizará en su digitalización y en su enfoque multienergético; y un área de Generación baja en carbono que crecerá con rentabilidad y consolidará su expansión internacional.

El Consejero Delegado concluyó su intervención resaltando la excelente posición de Repsol para acometer la transición energética: “tengo confianza en Repsol y en sus personas. Somos una empresa preparada para afrontar los desafíos que presenta un mundo cada vez más descarbonizado y que va a ser un actor clave en el desarrollo del modelo energético del futuro”.

Accede aquí a la retransmisión en diferido de la JGA 2021 

Acuerdos de una Junta General de Accionistas marcada por las medidas anti-Covid

A pesar del contexto excepcional originado por el covid-19, la Junta General de Accionistas pudo celebrarse presencialmente en la sede corporativa de la compañía, en Madrid, aunque bajo estrictas medidas de seguridad orientadas a salvaguardar la salud de todas las personas que intervinieron en su preparación y celebración. Además, Repsol recomendó previamente a los accionistas que ejerciesen sus derechos de voto y delegación de forma previa por medios de comunicación a distancia, y que asistiesen por vía telemática. 

Medidas de seguridad en la JGA 2021

Entre otras propuestas, la Junta aprobó –en línea con lo establecido en el Plan Estratégico–, un dividendo de 0,30 euros brutos por acción con cargo a los beneficios del ejercicio 2020. Esta cantidad, cuyo pago tendrá lugar a partir del 7 de julio de 2021, se suma al abonado el pasado enero bajo la fórmula de scrip dividend
También se aprobó el reparto de la cantidad de otros 0,30 euros brutos por acción con cargo a reservas libres, asimilable al tradicional pago a cuenta del ejercicio 2021, cuya distribución está prevista a lo largo del mes de enero de 2022, en la fecha que concrete el Consejo de Administración. 

Asimismo, los accionistas de Repsol dieron su conformidad a una reducción de capital social, vinculada al Programa de Recompra de acciones propias, por un máximo de 40.494.510 acciones, representativas del 2,58% del capital social. 

Finalmente, la Junta General de Accionistas votó a favor de la reelección como consejeros de Manuel Manrique, Mariano Marzo, Isabel Torremocha y Luis Suárez de Lezo, y de la ratificación del nombramiento por cooptación y reelección como consejero de Rene Dahan. Además, los accionistas aceptaron el nombramiento como consejera de Aurora Catá.