Cinco propuestas gastronómicas para disfrutar este otoño

Las suaves temperaturas del otoño lo convierten en una ocasión ideal para el turismo. Los Soletes, la nueva categoría de la Guía Repsol, te ayudarán a descubrir los mejores establecimientos al precio más asequible para disfrutar de tus escapadas por España.

¿A quién no le gusta conocer los lugares donde disfrutar de la buena gastronomía al mejor precio? Ya sea en nuestra propia ciudad o cuando hacemos turismo, siempre es un placer disfrutar de establecimientos que son una apuesta segura por su cercanía, por su propuesta apetecible y con buen ambiente, además de asequibles. En esto consiste la nueva categoría de la Guía Repsol, el Solete, que engloba a más de mil establecimientos donde pasar un buen rato y disfrutar de la cocina sin vaciar nuestro bolsillo en el intento.

Te queremos proponer, aprovechando este mes de octubre, una selección de propuestas hosteleras para sacar el máximo provecho de un plan especial que nos haga olvidar que hemos dejado atrás el verano.

  1. Solar de Samaniego (Laguardia, Álava). El nombre de la bodega Solar de Samaniego alude a su finca “La Escobosa”, donde la familia de Félix María Samaniego tenía una casa en la que el célebre autor escribió algunas de sus fábulas.
    Esta es la base de la relación de esta bodega con la literatura. En su restaurante del mismo nombre han desarrollado la iniciativa “Leer entre líneas”, en la que cada mes ofrecen un menú temático alrededor de la vida y obra de un escritor famoso.
  2. Bar Manero (Madrid). El grupo Gastroportal, todo un clásico alicantino, aterrizó en abril del 2021 en Madrid. Después del retraso provocado por la pandemia, se ha convertido en una de las inauguraciones más esperadas de la capital.
    Su cuidada decoración, basada en los principales locales de principios del siglo XX, sus tapas tradicionales reinventadas y su amplia bodega lo convierten en un acierto seguro.
  3. El Sitio (Segovia). La ciudad vieja de Segovia y su acueducto fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1985. El restaurante El Sitio, en pleno corazón de la ciudad y muy cerca de la Catedral, es perfecto para comer o cenar durante una jornada de turismo.
    El local cuenta con dos espacios diferenciados: el bar, con una barra en la que degustar pinchos y tapas típicas y el restaurante, en el que disfrutar de recetas tradicionales.
  4. Jardines Alberto (Granada). Con un emplazamiento de excepción junto a la Alhambra, la propuesta culinaria de Jardines Alberto incluye comida nazarí, lo que lo hace un establecimiento perfecto para cargar pilas antes o después de la visita del monumento.
    El local está situado en un carmen, la vivienda urbana típica de Granada, ideal para una inmersión completa en la cultura granadina.
  5. Mooma (Girona). En pleno corazón del Empordá, se ubica en una masía rodeada de manzanos y con unas inmejorables vistas. Además de su amplia oferta gastronómica, podrás disfrutar de la sidra que ellos mismos producen.
    La familia propietaria lleva tres generaciones dedicándose al cultivo de manzanas en el Empordá y desde 2016 comercializan Moom, la primera sidra catalana.