El nuevo mapa de la energía solar en España

En Repsol contamos actualmente con tres proyectos fotovoltaicos en diferentes fases de desarrollo, que alcanzarán una capacidad de generación instalada cercana a los 600 MW. A esto se añaden nuestras iniciativas de autoconsumo, como Repsol Solmatch y Solify para liderar la transición energética desde los tejados.

Con una media de 2.500 horas de sol al año, España es un país óptimo para el despliegue de la energía fotovoltaica. Según datos de Red Eléctrica de España (REE), en 2020 se instalaron en España 2.931 MW de nueva potencia fotovoltaica, cifras que indican la buena dirección que está tomando la tecnología fotovoltaica. En conjunto, la potencia total registrada alcanzó los 4.639 MW, y de estos, 623 MW fueron instalaciones de autoconsumo.

Cabe destacar que 2019 está considerado como el ‘mejor año de la historia’ para la energía fotovoltaica en España, con un récord de capacidad de 4.201 MW en servicios públicos, como en autoconsumo, segmento en el que contabilizó 408 MW, situando a este país como “mercado líder en Europa” por primera vez desde el año 2008, y el sexto mercado solar más grande a nivel mundial.

Las instalaciones de energía renovable han representado el 54% del parque generador de energía eléctrica en nuestro país en 2020, porcentaje al que ha contribuido de manera significativa el incremento de la potencia solar fotovoltaica, con un aumento a nivel nacional del 33,4%.

Pese a que el escenario energético del ejercicio anterior estuvo marcado por la pandemia de COVID-19 y el confinamiento domiciliario, la producción de las instalaciones solares fotovoltaicas se incrementó un 65,2% con respecto al año anterior, marcando un nuevo hito de generación anual (15.289 GWh). “La evolución de las grandes instalaciones de generación fotovoltaica ha venido de la mano del desarrollo tecnológico de equipos que hacen más eficiente el desarrollo de las plantas, desde el aumento de la capacidad de los paneles, la integración de seguidores, la posibilidad de incorporación de baterías y por procesos administrativos específicos que permite el desarrollo estatal, provincial y local de las plantas, de su acceso y conexión a la red de transporte”, explica la Responsable de Promoción de Repsol Renovables, María del Puy Ayerra.

La energía fotovoltaica en Repsol

En el momento actual, en Repsol, contamos con tres proyectos fotovoltaicos en España en diferentes fases de desarrollo que suman una capacidad de generación instalada cercana a los 600 MW. Estos son Kappa (126,6 MW), inaugurado el pasado verano, Valdesolar (264MW) y Sigma (204MW).

De esta manera, afianzamos nuestra posición como un actor relevante en la generación de electricidad baja en emisiones de dióxido de carbono CO2. En el momento actual, contamos con 3.386 MW de capacidad instalada y otros 2.549 MW en diferentes etapas de desarrollo. Para hacerse una idea de lo que representan estas cifras, el potencial de esta energía a nivel nacional es de más de 13.000 MW.

El despegue del autoconsumo solar

Aunque el autoconsumo no es algo nuevo, en los últimos años ha consolidado su crecimiento. La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) asegura que este segmento goza de “buena salud”, influido por el ámbito doméstico, que es quien tira de las nuevas instalaciones, cerrando 2020 con una representación cercana al 20%.

Placas solares colegio San Viator (Madrid)

El gestor sénior de Generación Distribuida de Repsol, Alfonso Gil Aldea, asegura que la causa del crecimiento de este nuevo modelo energético radica en varios factores como la derogación del impuesto al sol, o el desarrollo de nueva legislación que permite ‘verter’ a la red los excedentes que producen sus instalaciones y ser compensados, y también el autoconsumo colectivo. A este ‘propicio clima’ también han contribuido otros factores como los avances tecnológicos, que han mejorado la eficiencia de los paneles, de tal forma que ahora se necesitan menos placas fotovoltaicas para producir la misma potencia que hace unos años, así como la reducción de los costes de las instalaciones.

El Plan Nacional de Recuperación Transformación y Resiliencia, que contempla un presupuesto de 450 millones de euros, ampliables a 900 millones para impulsar las instalaciones de autoconsumo en todos los segmentos, dibuja un horizonte halagüeño para el autoconsumo durante los próximos años.

En 2019, el Observatorio Español de Autoconsumo Fotovoltaico estimaba que algo más de 300.000 viviendas residenciales unifamiliares se sumarían a este modelo energético. Cantidad a la que se pueden añadir otros 100.000 usuarios nuevos una vez materializado el citado programa de ayudas.

De Repsol Solify a las comunidades energéticas solares de Repsol Solmatch

En este contexto, la oferta de este tipo de soluciones han migrado hacia modelos energéticos que ponen al consumidor en el centro. Hasta ahora, la fórmula más común en el segmento residencial era el autoconsumo individual, en el que el propietario del tejado produce y utiliza su propia energía. Así, en 2019, lanzamos Repsol Solify, una solución integral de autogeneración de energía fotovoltaica para viviendas unifamiliares, pequeñas empresas y compañías industriales, en línea con nuestra visión de compañía multienergética.

Con el objetivo de diversificar nuestra cartera de servicios en este ámbito y siguiendo la tendencia, en la que cada vez es más común compartir la electricidad generada con usuarios cercanos, fomentando el desarrollo de comunidades solares en núcleos urbanos hemos hemos creado nuestra propia iniciativa desde un prisma colaborativo y ecológico: Repsol Solmatch.

Desde su lanzamiento en abril de 2020 y hasta mediados de octubre, hemos conseguido crear 211 Comunidades Solares. ¿Cuál es el impacto medioambiental de estas cifras? Según nuestras estimaciones, en conjunto, hemos reducido más de 2.500 toneladas de CO2 anuales en el citado periodo. “Todos estos datos ponen de manifiesto que la sostenibilidad es una demanda social y que el futuro de la energía se dirige hacia un modelo renovable, de participación ciudadana y distribuido”, señala Gil Aldea.

El pasado mes de septiembre, Repsol Solmatch fue reconocida en los premios Retina ECO, organizados por el diario El País en colaboración con la consultora Capgemini. En concreto, la distinción fue en la categoría Generación Verde, que busca destacar proyectos innovadores de base tecnológica ligados a la generación de energías limpias y renovables, su distribución y transporte o almacenamiento, así como al autoconsumo y la generación distribuida.

¿Qué es y cómo funciona Repsol Solmatch?

Esta solución energética de autoconsumo compartido combina la energía solar generada por placas solares y energía proveniente de la red, ambas 100% renovables, con un modelo que promueve economías colaborativas de carácter local.

Con ello se pretende acercar la generación de energía al punto de consumo mediante el diseño de Comunidades Solares en núcleos urbanos. En ellas, se produce energía a partir de placas solares instaladas en los tejados de la zona, dando la posibilidad de conectarse a todos los hogares o negocios situados en un radio de 500 metros.

Las Comunidades Solares buscan la participación ciudadana en general, empoderando al consumidor para que sea él quien elija el origen de su energía y pueda hacer un uso más eficiente de su consumo. Y ya cuentan con diferentes tipologías de tejados con este modelo entre los que destacan colegios, empresas, comunidades de propietarios, otros edificios públicos como ayuntamientos o polideportivos y estaciones de servicios, entre otros.

¿Qué es y cómo funciona Repsol Solify?

Es una solución integral de autogeneración de energía fotovoltaica para viviendas unifamiliares y pequeñas empresas que ofrecen energía 100% renovable y una gestión digital eficiente del consumo, ya que incluye un termostato inteligente y aplicación móvil propia.

Repsol Solify es un producto ‘llave en mano’, que incluye desde la gestión en licencias y trámites de legalización de la instalación y su monitorización remota para asegurarse de que siempre está en perfectas condiciones, hasta el montaje de los paneles.

Ekiluz: cooperativas ciudadanas de generación renovable

En nuestra búsqueda por fomentar el desarrollo de la generación distribuida, recientemente nos hemos aliado con Krean (Corporación Mondragón) para impulsar la creación de cooperativas ciudadanas de generación renovable, dando como resultado Ekiluz.

La iniciativa nació el pasado mes de mayo para transformar la relación de los consumidores con la energía y brindarles una participación real y efectiva en la gestión de su fuente de generación eléctrica. Ekiluz está planteado para facilitar el acceso a la energía eléctrica fotovoltaica tanto en núcleos urbanos como zonas rurales, a través de parques fotovoltaicos de entre 1 MW y 5 MW de potencia que generarán energía de cercanía (kilómetro cero) equivalente al consumo eléctrico anual de los cooperativistas que conforman la comunidad.

Esta solución incluye desde la constitución de la cooperativa energética local, hasta la promoción, construcción y mantenimiento de la instalación, así como suministro eléctrico que permita a los ciudadanos beneficiarse en su factura eléctrica de las economías que genera su instalación.